Cambio de regla

Adm Silver, comisionado de la NBA, anunció anoche un cambio en el reglamento que se veía venir. El tema en cuestión: los cortes intencionales para mandar jugadores con bajos porcentajes a la línea de libras, popularmente conocido como “Hack-a-Shaq” y que en la actualidad se aplicaba con jugadores como Deandre Jordan, Andre Drummond y Dwight Howard entre otros.

Previamente, este tipo de faltas eran considerada como un foul común en todo momento, salvo en los últimos dos minutos del último cuarto y en el tiempo suplementario, en los que este tipo de infracción era castigado con un tiro y pelota. Ahora dicho castigo se extiende a los dos minutos finales de cada cuarto. Los estudios demostraron que en la última edición de las Finales estas faltas aumentaron 15 minutos la duración de los partidos y sugieren que está decisión reducirá en un 45% el número de faltas de este tipo que se cometerán.

Además, cualquier falta cometida antes de que el balón entre en juego también será castigada con un tiro y la posesión mientras que las faltas deliberadas, como por ejemplo “subirse a caballito” del rival, serán sancionadas como flagrantes (dos tiros y pelota).