«Llegar lo más alto posible»

La Liga Uruguaya de Básquetbol se aproxima lentamente, por lo que aprovechamos para conversar con el base “Aguatero”, Diego García. “Fue un año complicado para el club, pero a veces uno crece en esas situaciones para sobreponerse. Si bien el nivel del equipo tuvo algunos altibajos, el mío fue regular. Tuve una lesión primaria antes de arrancar el campeonato y se me hizo un poco cuesta arriba pero después lo pude llevar bien. Por suerte pudimos mantener a Aguada en la Liga, ahora tenemos todas las pilas puestas para este año”.

Además, habló sobre su llegada al elenco “Rojiverde”.  “Fue una transición para mí en cuanto a las responsabilidades. En Defensor obviamente tenía minutos, pero no era el base principal del equipo. En ese sentido, mi experiencia fue positiva. Me sentí cómodo con el nuevo rol”.

Por otra parte, se refirió a su paso por el básquetbol boliviano. “Al haber quedado afuera con Aguada quería extender un poco mi temporada y se dio esa chance. Nunca había jugado como extranjero y creo fue positivo. La liga me sorprendió para bien, no sabía con que me iba a encontrar. Es competitiva, hay tres extranjeros por equipo y eso levantaba el nivel. En lo personal fui a tener más responsabilidades y creo que lo obtuve, yo me exijo mucho y ahí está la presión de rendir más partido a partido. Me quedé contento con lo que hice allá, me sirvió mucho”.           

Fernando Cabrera será el entrenador del equipo, DT más que conocido por el armador “Aguatero”. “La semana pasada arrancamos con los entrenamientos pero yo ya había hablado con él, ya lo conozco de las selecciones juveniles. Es un entrenador que trabaja muchísimo. Compartimos la idea que tenemos en cuanto al básquetbol y eso me pone contento, además tengo un aprecio aparte”.

Por último, remató. “El equipo se reforzó. Es muy pronto para hablar de aspiraciones pero si obviamente queremos estar más arriba que el año pasado. Sabemos que hay equipos que hacen inversiones más grandes todavía y que aspiran firmemente por el título pero nosotros vamos a ir paso a paso. La llegada del “Panchi” (Barrera) es fundamental. Sin ir más lejos, fue la ficha más importante de la Liga pasada. Es un jugador de mi posición, lo he mirado desde chico y día a día también. La verdad que estoy muy contento de poder estar en cancha con él y le voy a tratar de sacar todo el jugo posible; es un jugador que te asombra. Además, junto a él, tratar de que Aguada llegue a lo más alto”.