Se olvida del descenso

Miramar venció como local a Bohemios en cifras de 86-72 (14) y de esta manera consiguió su 8va victoria en el torneo y se escapa aún más del descenso. En el encuentro el local sacó hasta 19 de máxima, fue de principio a fin y con la figura de Waddell que terminó con 32 puntos y 11 rebotes.
El conjunto marrón comenzó el partido con un 15-8 a su favor en los primeros 5 minutos. Creekmore junto a Catalá eran los mejores. Pero, en los últimos 5 el local puso un parcial de 12-4 con Blazina, Nicoletti y López siendo importantes y se fue 20-17 ganando el primer cuarto.
En los segundos 10 minutos apareció un Miramar totalmente contundente en ataque. Controló el rebote defensivo, corrió la cancha, ganó abajo y desde el perímetro fue letal. Encontró un juego colectivo y robos en primer línea también. Waddell y López adentro, Mazzuchi y Blazina desde los 6,75 y el «Monito» puso un parcial de 24-8 y se fue al descanso largo ganando con la máxima de 19 (44-25).
Como era de esperarse, Bohemios soltó una presión en toda la cancha para ponerse en partido. Con Martín Perdomo la encontró y junto con él, Cortizas abajo y Catalá descontó y se puso a 9 (51-42) con un parcial de 17-7. En plena reacción salió tontamente por quinta falta Creekmore y fue al banco. Los dirigidos por Yaquinta encontraron un triple de Mazzuchi y con López y Waddell fueron efectivos de 4ta distancia, volvió a sacar 17 y se fue ganando 65-48.
La visita en el último chico volvió a intentar una última reacción, pero el partido se iba. Presionó en toda la cancha con Perdomo, Cortizas y Antúnez y dio resultado porque se puso a 9 (73-64) a 3′ del final. Pero virtudes del local y pinchando la bola inteligentemente sacaron el partido adelante. Un gran cierre de Waddell junto a Mazzuchi y Blazina le dieron un puntazo al equipo.
En el ganador se destacaron Nick Waddell con 32 puntos y 11 rebotes y Martín López con 18. En el perdedor apareció Perdomo con 15 y con 12 Creekmore.

El segundo cuarto marcó el juego

El equipo de Esteban Yaquinta tuvo un partidazo frente a un equipo de los que apuntan a la parte alta de la tabla. Y para ello se tenía que jugar bien, pues efectivamente y en el 2/4 es donde el conjunto «Monito» sacó a relucir su gran juego y pisó a Bohemios con un parcial de 28-4 y sacó la máxima de 19. Los mejores rendimientos de los jugadores se dieron ahí. Le salió todo. Waddell con 32 puntos y 11 rebotes, Martín López con 18 y 7 rebotes, Blazina con 15, Mazzuchi 13 unidades y la gran labor de Nicoletti con 8 puntos y 13 rebotes fueron los responsables de la gran victoria de Miramar.