El flechazo del final

Clarence Matthews le dio la victoria a Tabaré sobre Atenas con un doble agónico en la hora, después de una jugada muy polémica. Luego del juego se registraron incidentes entre parciales de Atenas y la seguridad interna del club.

Restaban 25.5 segundos para finalizar el partido (igualados en 80), luego de una perdida por parte de Andrés Ferres la pelota le correspondía a Atenas. Las alas negras pusieron la pelota en manos de Lamar Roberson quien dejó consumir varios segundos, cuando arranca hacia el aro le «manotean» el balón y quedó en manos de Martínez que no pudo lanzar. En ese momento se consumen los 24 segundos y quien toma el balón es Clarence Matthews que lanza hacia el aro, sin llegar a tocarlo. Los jueces luego de conversar  deciden darle un segundo y medio al equipo de Tabaré, ya que entendieron que Atenas había perdido la posesión por los 24 segundos. Tabaré repuso con Della Mea que ubicó a Matthews en el codo, quien giró sobre la marca de Matias Martinez y anotó el doble para darle la victoria a su equipo sobre la bocina.

Tras el partido un grupo menor de parciales de Atenas intentó invadir la cancha siendo interceptado por la propia seguridad del club. En medio de un forsejeo se dieron algunos golpes que culminaron sobre la tribuna de Tabaré (no fue entre las hinchadas). Matías de Gouveia estaba en ese sector con su familia ya que fue a ver a su hermano que juega en Tabaré y recibió un golpe de un parcial de Atenas. El ex base de ese club no reaccionó y sólo quedó en eso.

DOBLE AGONICO DE MATTHEWS