Sueña en grande

Miramar venció como local a Montevideo en cifras de 94-71 (23) y tras las derrotas de Atenas y Stockolmo el equipo «Monito» logró forzar un triple empate para poder llegar a tener un lugar en playoffs y pelear un ascenso a la LUB 2017/18.
El encuentro en la calle Santiago Gadea fue de principio a fin para el conjunto locatario. Desde el comienzo y con un parcial de 26-8 sacó 18 de máxima y cerró el partido. Es así, tan solo un cuarto duró el partido. Los mejores en esos 10 minutos iniciales fueron Waddell y Cardoso en la pintura. López de cuarta distancia y Blazina en el 1×1.
En el segundo período nada cambió y Miramar siguió consiguiendo rebotes defensivos, corriendo muy bien la cancha y jugando el extra pase en la zona pintada de manera perfecta. La máxima llegó a ser de 22 (30-8) y al entretiempo se fue ganando 45-29 aplastando a su rival.
En el complemento y sabiendo como iban sus rivales para el supuesto triple empate en aquel entonces, Miramar rotó el equipo y nadie desentonó. Al contrario, la defensa siguió fuerte, pases largos para la definición de Mazzuchi y Blazina y Nicoletti con 14 puntos siendo importante en el perímetro y adentro junto a Waddel el extranjero sacaron una máxima de 25 puntos (67-42) y cerrar el cuarto arriba 73-52.
El último cuarto fue a reloj corrido, como casi todo el partido y el local sólo siguió ampliando la diferencia que llegó a ser de 29 unidades (94-65). Muchos cánticos y festejos desde las tribunas hacia la cancha para los jugadores. Ya se sabía que iban a un triangular junto a Stockolmo y Atenas por un lugar en Play Off y un lugar para el ascenso a la Liga Uruguaya 2017/18.
En el ganador se destacó una vez más su extranjero Waddel con 24 puntos y 18 rebotes mientras que desde el banco Nicoletti logró anotar 20 unidades. Por el lado del perdedor se destacaron Savari con 25 puntos junto a Martín Mayora que terminó con 12.
GALERIA DE JIMENA MONTGOMERY