«Se vive a otro ritmo»

Mathias Calfani dialogó con BC acerca de como han sido sus primeras semanas en Argentina, tanto a nivel personal como a nivel deportivo. También hizo referencia a los objetivos para la temporada, el amistoso que jugarán contra Toronto Raptors y de sus encuentros con Marcelo Tinelli.

Con relación a su adaptación a vivir en Argentina comentó: “Las primeras semanas acá fueron bastante raras porque era algo nuevo. Se juntaron los nervios de vivir por primera vez fuera del país, llegar a un equipo como San Lorenzo y pensar en como iba a ser mi adaptación. Con el correr de los días me fui sintiendo más cómodo, me di cuenta que no había nada fuera de lo normal y con la ayuda del grupo me pude adaptar rápidamente. Luego de estar los primeros días solo, la llegada de mi novia y de mi perro también facilitó mucho la adaptación ya que fue muy importante su compañía y de paso aprovechamos para salir a conocer la zona en la que vamos a vivir. En cuanto a la ciudad, si bien es muy parecida a Montevideo, se vive con otro ritmo ya que por ejemplo hay que salir con más tiempo producto de que el tránsito es más pesado. Estoy muy contento, disfrutando mucho y los nervios ya quedaron de lado”.

En cuanto a los primeros entrenamientos mencionó que“fueron más que nada evaluaciones para medir como estaba cada jugador desde el punto de vista físico porque desde lo táctico ya se sabía que había varios que llegaban con algún tiempo de inactividad aunque sí estaban entrenando. De entrada me sentí muy cómodo con el grupo y creo que el hecho de ser muchos jugadores nuevos ayudó, solo dos jugadores repiten del año pasado. Si bien la mayoría ya se conocía por haber compartido plantel en la Selección o en otros equipos, eran todos nuevos en San Lorenzo y nos acoplamos muy bien. Estamos muy unidos, sabemos lo que queremos y Julio Lamas en todo momento nos remarca los objetivos para el año y la forma en la que quiere lograrlos. Es muy importante que todos los jugadores tengamos eso muy claro y la forma en la que lo transmiten es muy buena”.

Sobre lo deportivo y la forma de juego del país vecino dijo “el sábado jugamos el primer amistoso y esta semana ya vamos a jugar más. Estos primeros partidos siempre son distintos porque venimos de hacer mucho trabajo físico y los juegos son de adaptación y se usan más que nada para agarrar ritmo. Por lo que pude ver y lo que ya conocía, se juega a otro ritmo. Se trata de jugar siempre al 100% y con mucha intensidad y versatilidad. Además se busca una forma de juego con muchos pases y conceptos más que con jugadas, se juega muy bien sin pelota y creo que eso es una de las mayores diferencias con respecto a como se juega en Uruguay. El partido del otro día contra Ferro fue muy parejo y esa es otra de las características de esta Liga, que es muy competitiva y todos los equipos se pueden ganar entre sí”.

Acerca de sus objetivos, el artíguense comentó “a nivel personal, tratar de seguir mejorando y creciendo y también madurar en mi juego tanto a nivel físico como táctico. Creo que esta liga, el equipo y el cuerpo de trabajo me van a servir muchísimo para poder lograr esto. En cuanto a lo colectivo, lo principal es alcanzar nuestro mejor nivel y tenemos un equipo capaz de poder pelear por el bicampeonato y llegar a las instancias decisivas en las competencias internacionales”.

Consultado acerca lo que será el amistoso ante Toronto Raptors, el pivot dijo que “es algo muy nuevo y que nunca imaginé. Es un sueño hecho realidad porque creo que todos algún día soñamos con llegar a jugar contra está clase de equipos y con jugadores de este calibre. Si bien es un partido amistoso, tanto yo como el equipo lo vamos a encarar como si fuera la final del mundo. Estoy muy ansioso, esperando que llegue el momento, desde el viaje hasta el minuto a minuto, sentir como se vive el básquetbol allá, con la cancha llena y en el estadio de Toronto. Espero poder disfrutarlo al máximo y aportar lo mío para ayudar al equipo a ser competitivo en todo momento y tratar de ganar el partido”.

Por último, hizo referencia a sus encuentros con Marcelo Tinelli: “me lo crucé el día que llegué cuando fui a la cancha,luego fue a varios entrenamientos y también estuve con él el otro día en el asado de bienvenida al plantel. Es una persona muy humilde y en todo momento nos hizo sentir cómodos. Es muy buena onda, simpático y alguien con quien podes hablar tranquilamente. Uno se imaginaba que no iba a conocer mucho del básquetbol y que iba a estar más enfocado en el fútbol pero no es así, sabe mucho del básquet acá en Argentina y se preocupa mucho por conocer bien a todos. Además, se nota que quiere mucho al club, siempre busca lo mejor, se preocupa de que no falte nada y está muy atento a las situaciones del día a día como por ejemplo el tema de que la cancha esté en condiciones para el arranque de la Liga”.