Picante el tridente

Sayago derrotó a Olimpia y marcó el tono que tendrá a lo largo de la temporada. Tres extranjeros que corren y tienen una gran actitud para defender y nacionales que entienden su función en el equipo.

A la hora de analizar el rendimiento de los extranjeros de uno y otro, se puede sacar la primer gran diferencia de la noche. Mientras Drye y Danridge fueron sólidos durante los 40 minutos; Coronado nunca pudo entrar en juego y Pérez apareció en el último cuarto cuando el partido estaba totalmente sentenciado.

Drye fue figura. Su condición atlética le permitió sacar ventaja a la hora de correr. Jugó muchas veces por encima del aro y le ganó el duelo a los internos rivales. Terminó con 26 puntos y 12 rebotes; pero lo que más gustó fue su actitud para ir a cada pelota como si fuera la última.

Danridge no arrancó tan enchufado en ataque, tampoco su equipo lo necesitaba, pero como siempre y sin que uno lo note aportó sus 20 puntos y 7 asistencias. Jugó para el equipo y marcó el tono defensivo en primera linea.

No podemos dejar de lado al capitán Shelman, que si bien juega como nacionalizado es parte de este tridente. Se lo vio como en sus mejores épocas, corriendo y haciendo jugar al resto. Fue el motor del equipo terminando el juego con 18 puntos, 5 rebotes y 4 asistencias.

Entre los tres sumaron 64 puntos, 19 rebotes y 14 asistencias; nada mal para un estreno clásico.

GALERÍA DE FOTOS