Su noche soñada

Gonzalo Iglesias tuvo su partido soñado y fue determinante en el triunfo de Aguada sobre Defensor Sporting. El jugador surgido en las formativas del club fue figura con 22 puntos y 6 rebotes en casi 32 minutos. Con confianza y determinación fue una de las principales vías de gol en su equipo y por si fuera poco en defensa intimidó a los rivales como si fuera el extranjero que le faltó al rojiverde: “Salí como siempre a la cancha, pero por suerte salieron las cosas y para eso es clave lo que hicieron mis compañeros. Es muy importante la confianza para tener un juego como este”.

El pivot no sólo generó sus goles en la pintura, sino que puso 2 de 3 en triples: “Es algo que vengo trabajando hace poco. La idea del entrenador es que todos tomemos ese tipo de tiros y por suerte entraron”. Más allá de ser diestro, Gonzalo generó una jugada espectacular que terminó resolviendo con mano izquierda: “Son cosas que se practican, si bien me siento más cómodo tirando con derecha que es mi mano hábil hay que tener recursos para otro tipo de situaciones”.

Para los memoriosos quedará saber cuándo fue el último partido donde un producto genuino del club fue figura y se retiró ovacionado. Es que Iglesias desde chico se crió en Aguada, sabe lo que sienten los hinchas esos mismos que lo ovacionaron de pie cuando se retiraba de la cancha: “La gente del club siempre me apoyan. Saben el sentimiento que tengo, es algo que me deja muy contento y me va a quedar para siempre”.

Aguada necesitaba ganar y recuperarse de la derrota ante Biguá: “Tenemos que seguir trabajando como siempre. No vamos a regalar nada y cada punto es determinante. Esto es ir partido a partido, por eso ya tenemos que pensar en Urunday. Este equipo se base en la parte defensiva, si bien se dio un buen partido ofensivo la clave para obtener triunfo está atrás”.