Pasó para ganar

Hebraica y Macabi le ganó de visitante a Malvin por 93-85 (8) tras un partido parejo y muy cambiante en el que el macabeo cerró de mucho mejor manera y logró quedarse con el punto. García Morales fue la figura en el ganador con 22 puntos, mientras que Mazzarino se destacó en el local con la misma cantidad e unidades.
El juego comenzó parejo. Malvín sostuvo un buen porcentaje de acierto (7/11 de cancha en los primeros 10 minutos) con Hatila y Souberbielle como abanderados en ofensiva, mientras que Hebraica abusaba del tiro exterior (4/11 en triples en el cuarto) pero era agresivo en el rebote de ataque, donde colocó 7 puntos de segundos tiros. El primer chico se fue 24-22 en favor al local, gracias a un triple sobre la chicharra del Pitu Santiso.
Los segundos 10, fueron todos de Parodi. El base agarró el juego para el y con una gran efectividad en triples (4/5), sumado a 4 asistencias y generando todo el juego de su equipo, logró abrir 10 de diferencia 45-35. Sin embargo, el playero reaccionó a tiempo y cerró mejor, con Bavosi y Pearson como figuras y se fue 44-45 (1) abajo al descanso largo.
A la vuelta de los vestuarios se vio lo mejor del local en la noche. Mazzarino salió encendido del descanso y puso 20 puntos en esos 10 minutos, además de repartir juego para que su equipo saque 7 de ventaja  71-64. La clave estuvo en la defensa, alternando defensas hombre a hombre con una zona combinada para sacar a Parodi del juego. Sin embargo, el local volvió a perder el rebote defensivo luego de que le pitaran la cuarta falta a Hatila, mal cobrada y el brasileño se tuvo que ir al banco.
El último cuarto arrancó con triple de Santiso y la máxima para el local de 10, 74-64. Lloreda e Izaguirre se metían en juego tomando rebotes de ataque y terminando al lado del aro. De esa manera la visita se ponía a 3 faltando 5 minutos para el final. En ese momento apareció García Morales con dos triples consecutivos para pasar por primera vez en el segundo tiempo, 83-80, ventaja que nunca perdería el hebreo.
El partido se liquidó a falta de 1 minuto y medio, cuando, tras una corrida de cancha, Izaguirre terminaba el ataque con un gol y foul, donde mató anímicamente a Malvín que  jugó un buen partido, pero que no lo cerró de buena manera.
Los goleadores del juego fueron Mazzarino y García Morales con 22 tantos cada uno, seguidos por Pearson con 17 e Izaguirre con 15.




Be the first to comment

Leave a Reply