Lapidario último cuarto

Auriblanco luego de ganarle con justicia a Unión Atlética en su casa sacó varias conclusiones y en estadísticas encontró diferencias muy claras y amplías respecto a su rival.
Primero que nada la diferencia del último cuarto. Un parcial de 37-21 con aportes de todos sus jugadores fue letal para dar vuelta y ganar el partido.
Por otro lado los puntos de corrida. El local convirtió 24 contra los 12 de la visita en la noche de ayer. En otro rubro que fueron los puntos por pérdidas, el «Papal» tuvo 17 contra las 7 de Unión. Y finalmente las asistencias y las pérdidas. Los dirigidos por Pérez tuvieron 23 asistencias y solo 8 pelotas perdidas, mientras que los comandados por Sedes terminaron con 16 asistencias y 14 pérdidas.
En números globales de ambos equipos hay que resaltar que en tiros de campo el equipo local tuvo un  46% (30/64), en tiros de dos puntos un 48% (21/43), en triples terminó con 42% (9/21) y en libres con un 75% (30/40).
Por su parte Unión terminó en tiros de campo con un 46% (31/66), en tiros de dos puntos con 59% (19/32), en triples 35% (12/34) y en libres 56% (14/25).
Auriblanco no solamente dominó a su rival en varios rubros, sino que la diferencia apareció también en los aportes desde el banco de suplente. El ganador tuvo 32 puntos desde el banquillo contra tan solo 5 de su rival.




Be the first to comment

Leave a Reply