Paliza playera

Malvín le ganó cómodamente a Hebraica y Macabi por 106-82 (24), sumó su 4º triunfo al hilo y se quedó con la localía para la Liguilla. Los 5 iniciales de la visita tuvieron un gran juego y todos estuvieron por encima del doble dígito en el goleo.

El partido comenzó muy desprolijo, con pérdidas de ambos equipos en las primeras dos posesiones que tuvieron. Recién al minuto y medio de juego, y mediante la línea, vinieron los primeros puntos del juego, de la mano de Hatila.

Una vez abierto el score, fueron los macabeos quienes tomaron la ventaja y se pusieron 16-10, que obligó a López pedir minuto.

Ese tiempo muerto fue el punto de inflexión del partido. A la salida del mismo, Calvin Godfrey se encendió y anotó 8 puntos de manera consecutiva (14 en el cuarto) y la racha se extendió a un 14-0 para pasar al frente por 8. En ese primer periodo, Malvín repartió 7 asistencias en sus 12 lanzamientos convertidos y embocó 5/9 en triples.

El segundo cuarto siguió con la visita dominando, pero en esta oportunidad desde la pintura, con un Hatila que se hacía notar. El nacionalizado no solo pesó en el goleo, sino que también en la tabla, despachándose con 11 puntos y 5 rebotes en este lapso.

Los azules se fueron 15 arriba al descanso largo, 50-35.

A la vuelta de los vestuarios los de la Avenida Legrand llegaron a sacar 22 de renta, con mucha facilidad en ofensiva, buscando siempre al jugador mejor ubicado. En este tercer cuarto se dio la mejor jugada de la temporada, donde todo el estadio estuvo de pie aplaudiendo por varios segundos. Mazzarino descargó tras una semipenetración y Calvin Godfrey la hundió de espaldas ante 2 defensores, sacando además la falta. Esto parecía ser el cierre del partido.

Sin embargo un 7-0 del local en el último minuto del periodo los dejaba a 14 de cara al cuarto decisivo y el juego no estaba sentenciado.

A comienzos de los últimos 10, Macabi logró colocarse a 11, pero esa mini reacción fue totalmente esfumada por Marcos Cabot, quien puso 18 unidades en el cuarto sin errar un tiro (4/4 en triples y 2/2 en dobles).

MVP:

Pablo López. Todos los titulares del ganador tuvieron un gran juego, combinándose para anotar 96 de los 106 puntos del equipo. El goleador fue Cabot con 24 puntos, más 7 asistencias (6 triples), seguido por Godfrey con 23 puntos. Hatila puso otros 19 tantos y bajo 11 rebotes (3 tapas). Mazzarino también colaboró con 19 unidades, mientras que Galloway hizo de todo un poco, completando la planilla con 11 puntos, 10 asistencias, 4 robos, 4 tapas y 2 rebotes.

El dato:

Como equipo, el azul repartió 27 asistencias y perdió tan solo 13 pelotas, además de tener un muy alto porcentaje de acierto sobre todo en triples, encestando 16 de los 35 intentos (45%). En dobles, por otro lado, embocó 22 de 34, para un excelente 64%.

GALERIA MARCOS FERREIRA