Sigue siendo el Rey

El cambio de formato dio resultado en la 67º edición del Juego de la Estrellas, ya que volvió a verse un juego competitivo luego de mucho tiempo y esta paridad e intensidad defensiva no necesariamente limitó la magia ni la cantidad de jugadas espectaculares. Finalmente el Team LeBron se quedó con la victoria 148-145 sobre el Team Stephen, gracias a una enorme jugada defensiva en la última bola que le impidió el triple a Stephen Curry. Sí, una jugada defensiva.

Por Basquet Plus (Argentina)

¿Quiénes fueron las figuras del partido? El indiscutido MVP fue LeBron James, quien rozó el triple doble gracias a sus 29 puntos, 10 rebotes y 8 asistencias. El Rey estuvo muy bien secundado por Kevin Durant: 19 puntos, 6 rebotes, 5 asistencias, 3 robos y 1 tapón. Por el Team Stephen se destacaron Damian Lilliard (21puntos) y DeMar DeRozan (21 puntos y 6 rebotes).

Pese al final apretado, hay que recalcar que el Team Stephen dominó durante varios pasjaes del partido, llegando a establecer una diferencia de 15 puntos en el inicio del segundo cuarto. El gran artífice de ese pasaje positivo fue Karl Anthony-Towns, quien clavó 11 puntos de manera casi consecutiva. Luego el partido se convirtió en uno de trámite rachero, a un punto tal que llegaron al último cuarto muy apretados y en 5 minutos nuevamente el Team Stephen logró establecer una diferencia de doble dígitó.

Pero a partir de ahí se produjo la remontada del Team LeBron, que empezó a defender mucho más intenso y generar variantes en ofensiva. En esos últimos minutos anotaron una buena cantidad de puntos el propio James, pero también Irving, Durant y Westbrook. Así fue como llegaron al último minuto igualados en 144. En ese lapso hasta hubo doble marca y pedido de revisión de jugadas; así de competitiva fue esta noche de Juego de las Estrellas. 

Finalmente una racha 4-0 (dobles de LeBron y de Westbrook) le permitió al Team LeBron abrir una brecha de 3 puntos, que terminaría siendo la definitiva (148-145). La última bola estuvo diseñada para que sea en primera instancia un triple de Curry, pero nuevamente una doble marca sobre él, esta vez de LeBron y su compañero de equipo Kevin Durant, le impidió ejecutar el lanzamiento. Al sonar la chicharra los jugadores corrieron a festejar el triunfo con el banco, en una muestra de sincera felicidad, tras haber ganado el partido que todos esperábamos ver.