No se repitió

Uruguay cayó 86-75 (11) ante Panamá como visitante en su cuarta presentación por las Clasificatorias rumbo al Mundial de China 2019. Los panameños controlaron el ritmo del juego y se aprovecharon de una selección uruguaya que no tuvo ideas en ofensiva.

Por cuartos: 23-25, 44-35, 67-47

Jueces: Ch. Maraño, A. Silva (Bra), M. Weiland (Can)

Uruguay no aprovechó la inyección anímica del triunfo en Olavarría y cayó derrotado ante Panamá como visitante por la cuarta fecha del Grupo A de las Clasificatorias rumbo al Mundial de China 2019.

Desde el inicio el partido fue muy intenso y jugado a un ritmo que a la larga iba a favorecer a los locatarios. Más allá de esto, en el inicio Uruguay cargó con efectividad en la pintura, habilitando de buena manera a Batista en el bajo. Además, Fitipaldo, que convirtió 14 unidades en ese primer período, anotó tras bloqueos directos, para llegar a tener una ventaja de 5 (19-14).

A partir del segundo cuarto los panameños comenzaron a hacer valer su juego desde la transición, con un muy buen ingreso de la segunda línea, que generó un parcial de 13-1 en los primeros 5´ del período. Daniel Girón fue factor revulsivo, mientas que entre Carter y Lloreda fueron desgastando a Batista, en un cuarto donde los locatarios marcaron un parcial de 21-10 para irse 9 arriba al descanso largo.

 

Ritmo feroz

 

En el tercer cuarto se dio el quiebre del partido, a Uruguay le costó muchísimo sostener el ritmo de juego y careció de porcentajes acordes para evitar que su rival lastime desde la transición. Los panameños no solamente contraatacaron de manera brillante, sino que atacaron desde el pick and roll, situación que nuestra selección no supo resolver, cerrándose el tercer período con una diferencia de 20 para los locales. Entre el segundo y tercer cuarto, Panamá marcó un parcial de 44-22 que resultó lapidario.

Ya con el partido liquidado, Signorelli mandó a la cancha a Pereiras e Iglesias para soltar una presión extendida. Dicha presión dio resultados e hizo que Uruguay llegue a ponerse a 8 unidades. La verticalidad de Gaskins, nuevamente atacando desde el pick and roll, junto con una falta técnica pitada a Fitipaldo, luego de protestar una falta de ataque inexistente, volvieron a cerrar el juego. En el cierre, cuatro puntos al hilo del Pepo Vidal, permitieron bajar la desventaja a 11, logrando Uruguay mantener ventaja sobre Panamá en caso de un posible desempate.

Esteban Batista terminó como goleador del encuentro con 22 puntos, sumado a 18 rebotes, secundado por Bruno Fitipaldo con 16 unidades. En Panamá el goleo fue más repartido, Trevor Gaskins culminó con 19 puntos y 9 rebotes, seguido por Ernesto Oglivie con 17.

El dato

 Los porcentajes de acierto de Uruguay fueron muy bajos, terminando con 5/24 en triples (21%) y 20/34 en libres (59%).

El MVP

 Trevor Gaskins. El conductor panameño leyó perfectamente cuando había que contraatacar y desbarató a la defensa uruguaya atacando desde el pick and roll.