Cómodo en casa

Regatas venció cómodamente como local a Argentino en cifras de 93-73 (20) y escaló a la décima posición de la Liga Argentina con 11 triunfos y 11 derrotas. Santiago Vidal fue importante en el ganador ya que en 30 minutos, aportó 14 puntos (4/7 dobles, 2/4 triples), 5 rebotes, 7 asistencias, 3 recuperos y 1 pérdida.

Fuente: www.laliganacional.com.ar

Pese a comenzar perdiendo 0 a 5, Regatas mostró rápidamente otra cara respecto a la que exhibió en Junín el último miércoles. Fue claro y efectivo en ofensiva a través de Vidal y Quinteros, para pasar a ganar 8 a 7 a los dos minutos y fracción. Y después fue sólido en defensa para correr por intermedio de Brandon Thomas para alejarse 17 a 9, promediando la etapa.

Sin embargo en Argentino los triples comenzaron a funcionar y por intermedio de Saglietti primero, y después con Cequeira, dos consecutivos, dejó el score a uno: 19 a 18, con un minuto y fracción para el cierre; que quedó en poder del local por 24 a 20, con el aporte de Martina en la pintura.

Un buen arranque tuvo Regatas en el segundo parcial, en donde Martina fue imparable para dejar el marcador 29 a 20, a los dos minutos, con todos los puntos del pivote “Fantasma”; y después tomar una máxima de diez, 32 a 22 a los tres minutos y fracción con un triple de Brandon Thomas.

Pero al igual que el primer parcial, Argentino ajustó la defensa y encontró en García a la variante ofensiva para llegar al gol, recuperando y corriendo para dejar el marcador 38 a 33, a los 7 minutos. Pero Regatas volvió a cerrar mucho mejor con Vidal manejando los ritmos y llegando al gol para escaparse 48 a 37, con un doble de Quinteros, a segundos del cierre del primer tiempo que quedó en 48 a 39.

Lo mejor de Regatas llegó en el tercer cuarto, no sólo por su tremenda vocación ofensiva, sino también por su gran defensa que le permitió dejar a Argentino en sólo 10 puntos. En ese contexto, primero hay que mencionar a Martina que fue amo y señor de la pintura, y después a Quinteros, que con dos triples de su categoría, terminó por aniquilar cualquier reacción de la visita, para tomar una máxima de 28 puntos, 77 a 49, con el que terminó el tercer parcial.

Regatas siguió dominando el encuentro con un Martina intratable para tomar una máxima de 29 puntos, 85 a 56, promediando la etapa. Después cada banco jugó el partido atendiendo la diferencia de 18 puntos que logró Argentino en Junín. Así ante la leve reacción de la visita a través de García, Piccato frenó el encuentro para ganar el partido 93 a 73, y además tener ventaja deportiva en caso de empate en las posiciones de cara a los playoffs.