No se levanta

Quilmes derrotó como visitante 75-70 (5) a Boca Juniors y dejó al «xeneize» en zona de descenso en la Liga Argentina, ya que lo desplazó al penúltimo puesto de la tabla con 7 juegos ganados y 15 perdidos.

Luego de una primera mitad favorable a los dueños de casa (35-45), los marplatenses volvieron del vestuario con otra actitud a nivel defensivo y con un alto porcentaje de acierto en el tiro de tres puntos, colocaron un 24-10 para dar vuelta el trámite. En el último, el «cervecero» se mantuvo al frente en el marcador en todo momento. Los dirigidos por Narvarte tuvieron la posibilidad de igualar el juego faltando 28 segundos pero Pérez Naim falló el triple.

Martín Osimani fue el goleador de su equipo con 15 unidades (4/6 dobles, 1/3 triples, 4/5 libres) y además bajó 1 rebote, dio 7 asistencias y perdió 5 pelotas en 27 minutos.