Victoria y sinsabor

Hebraica y Macabi venció como visitante a Urunday Universitario por 92-84 (8) y se recuperó de las dos derrotas que cosechó de manera consecutiva. El triunfo “macabeo” se vio opacado por la lesión que sufrió Sebastián Izaguirre a pocos minutos del final.

Por cuartos: 21-24, 36-47, 56-65

Jueces: Adrián Vázquez, Vivian García y Martin Fernaández

El “macabeo” se hizo dueño de las acciones desde el arranque, estableciendo cortas diferencias en base a un goleo repartido que siempre fue trabajado a partir de cortinas indirectas para García Morales y posteriores bloqueos directos, que fueron bien aprovechados por Martin Aguilera que fue abanderado en ofensiva.

Desde el segundo cuarto, los dos marcaron un juego estratégico basado en defensas zonales, que dio sus frutos para el elenco visitante. Es que la zona 2-3 impuesta por los de Zylbersztein frenó el gol de tres puntos que venía encontrando el “estudioso”, y abrió el camino adelante para hombres como Michael Hicks, para llegar a tener diferencia de 13 (46-33).

En el tercero, y ya con un Garcìa Morales más influyente en ofensiva, la máxima llegó a ser de 16 (40-56), y parecía que el trámite se quebraba temprano en la noche.

La ausencia de Diego Soarez y de Federico Álvarez en el local dejó corta la rotación de un equipo que no encontró soluciones al verse tapados tanto Taboada como Elliot.

Más allá de una reacción, donde Urunday llegó a colocarse a 7 (54-61), la preponderancia de Freeman para aprovechar cada descarga corta como Michael Hicks en su faceta goleadora se encargaron de liquidar las acciones para no tener que sufrir sobre el final.

MVP

Michael Hicks fue el más valioso de la noche. Puso 18 puntos y capturó 8 rebotes, colaborando en el momento más caliente del partido.

EL DATO

Sebastián Izaguirre sufrió un desgarro y será baja casi hasta el comienzo de los play off.  En una situación poco creíble, el jugador se sintió luego de un ataque 1×0 donde no pudo convertir una bandeja, y se fue derecho al vestuario.