Solo por un rato

Malvín derrotó 92-86 a Hebraica Macabi y quedó como único líder a la espera del ganador de Goes-Aguada. En un partido signado por las bajas, el Playero llegó a tener 22 unidades de ventaja, con un gran juego colectivo, pero se le volvió a complicar en el final.

 

Por cuartos: 21-18, 48-30, 74-55

Jueces: A. Bartel, M. Rial, J. Silvera

 

Malvín se trepó a la punta en solitario derrotando a Hebraica Macabi, en un juego donde ambos tuvieron bajas, el Playero la de Nicolás Mazzarino, mientras que en el actual bicampeón no fueron de la partida Sebastián Izaguirre y Jimmy Boston por lesión, junto a Rashaun Freeman, que fue cortado a la espera de la llegada del panameño Jaime Lloreda.

Las bajas hicieron que Macabi enfrente el partido con un juego interno muy menguado, pasando Hicks a jugar de 4 y Zuvich como único interno definido. El inicio fue parejo, con García Morales presionando a Santiso en la conducción y Hicks cumpliendo con creses su tarea, sacando toda su carpeta para jugarle posteado a Godfrey. En el Playero, Cabot fue muy efectivo en el tiro exterior y se buscó cargar en la pintura, más allá de que el rival plantaba defensa zonal cada vez que anotaba, en un primer período que se fue 21-18 para el locatario.

En el segundo período el equipo de Pablo López mostró sus mejores minutos, atacó desde el pick central generalmente jugado por Cabot y Hatila, triangulando constantemente con Souberbielle, que tuvo un gran ingreso y lastimó abierto, para lograr sacar una buena diferencia de 18 (48-30) al cabo de los primeros 20´. El Playero cargó muy bien el rebote ofensivo, con un quinteto de buena estatura, con Serres, Souberbielle y Hatila en cancha, castigando a un elenco macabeo que comenzaba a rotar el equipo pero no encontraba soluciones.

La máxima diferencia ascendió a los 22 puntos (52-30) al minuto y medio del complemento, en un juego que parecía ya liquidado. Macabi estiró la presión, con buenos minutos de Octavio y Facundo Medina, colocando a dos internos en cancha como Girbau y Zuvich, pero con un equipo muy dinámico y que se entendió a las mil maravillas (Santiso, Díaz, Serres, Souberbielle y Pomoli), el Playero volvió a tomar distancias, ingresando 19 arriba (74-55) al último período.

Siguió intentando desde la presión extendida Hebraica y generando algunas pérdidas del rival, con un Facundo Medina exuberante en ofensiva, logró lo que pocos pensábamos, ponerse en juego. Con un parcial de 19-5 en 6´, pudo colocarse a 5 unidades (84-79) y los fantasmas de la derrota ante Defensor volvían a aparecer en la Avda. Legrand. En ese momento López volvió a tirar a la cancha a Cabot, Santiso, Hatila, Galloway y Souberbielle, volviendo todo a la normalidad y sellando el Playero un nuevo triunfo, que lo coloca como único líder a la espera del ganador del clásico, con quien compartirá la punta a dos fechas del cierre de la Liguilla.

 

El dato

Malvín terminó con un 50% en triples, terminando con 14 conversiones en 28 intentos.

 

El MVP

Marcel Souberbielle. En la temporada cada vez que ha ingresado Marcel le ha dado soluciones ofensivas al equipo y ésta no fue la excepción. Desde la banca aportó 22 puntos y 6 rebotes, siendo la figura del encuentro.