Se cortó la racha

Weber Bahía perdió cayó visitante frente a Quilmes en cifras de 84-79 (5) y bajó a la novena ubicación de la Liga Argentina con 13 triunfos y 11 derrotas.

Luciano Parodi: 29 minutos, 11 puntos (0/4 dobles, 3/5 triples, 2/2 libres), 2 rebotes, 3 asistencias, 4 recuperos y 4 pérdidas.

Gonzalo Iglesias: 8 minutos, 3 tantos (0/2 dobles, 1/1 triples), 3 rebotes y 1 pérdida.

Fuente: Prensa Quilmes

El arranque fue Tricolor. Apoyado en un buen pasaje defensivo, que complicó el juego entre Luciano Parodi y Máximo Fjellerup, Quilmes construyó un parcial 6-0 para darle inicio al encuentro. Sin embargo, el elenco visitante encontró puntos con el trabajo en la pintura de Jorge Díaz (7) y sumó el juego con el que su equipo entró en partido.

Bahía Basket desplegó, a partir de ahí, lo mejor de su básquet. Complicó las acciones ofensivas del Cervecero que perdió eficacia en los tiros y con los rompimientos de Santiago Vaulet (6) conquistó un parcial lapidario 14-0 para cerrar el primer capítulo arriba 23 a 18.

El tiro perimetral le permitió a Bahía estirar la ventaja a 12 (34-22) con un muy buen ingreso de Jamaal Levy. Quilmes sufrió un momento de incertidumbre con ofensivas desprolijas y apresuradas, colaborando con el parcial favorable de la visita.

La reacción local llegó con los ingresos de Emiliano Basabe y Omar Cantón. No sólo por los puntos, el trabajo en la marca, para complicarle los caminos al aro a Santiago Vaulet, fue fundamental para achicar distancias (37-35).

Pero no se confirmó con eso el conjunto marplatense, apostó al determinante pasaje de Cantón que con seis puntos consecutivos conquistó el marcador, para cerrar la primera mitad 43 a 41.

Quilmes sufrió una serie de eventos desafortunados, donde hasta los tiros más inéditos no quisieron ingresar. Aprovechó, y con criterio, Bahía para recobrar el mando. Y con un triplazo oportuno de Luciano Parodi pasó al frente.

Pero Ricky Sánchez se asoció al buen rendimiento de Omar Cantón, el trabajo defensivo se agudizó y complicó a la visita y con un goleo más repartido cerró el tercer cuarto arriba 61 a 56.

Jorge Díaz se cargó el juego bahiense al hombro en el inicio del último parcial. Pero Quilmes supo contestar con los puntos de Cantón y la cabeza Nicolás Ferreyra para sacar una luz en el marcador (71-63).

La ventaja traía aparejada la necesidad de saber cerrar el juego. Sin embargo, con el correr de los segundos el juego se le complicó a un desesperado Quilmes. Tres pérdidas en momentos claves dejaron a Bahía con serias chances de conquistar el encuentro (79-78 a falta de un minuto 20).

Pero la visita también cometió sus errores y, esta vez, el Tricolor pudo concretar la victoria que venía edificando. Ganó Quilmes, 84 a 79 y revalida su buen momento en la Liga Nacional.