¿Cambie y gane?

Los últimos recambios de extranjeros son analizados en la perspectiva de sus entrenadores y son puestos bajo la lupa de cara a la fase de playoff. En esta Liguilla, únicamente Goes, Aguada y Nacional mantuvieron la dupla extranjera, siendo éste último el único que la mantiene desde el inicio de temporada.

En este informe analizamos los recambios de extranjeros que se han dado y los que se darán previo a la fase de playoff, analizando estratégicamente que puntos positivos o negativos pueden tener, también bajo la visión de sus entrenadores.

Por repetir la receta

 Hebraica Macabi volvió a contar con los servicios del panameño Jaime Lloreda, volviendo a juntar a la dupla con la que obtuvo el título de Liga la temporada anterior.

En la última LUB, Lloreda promedió 13 puntos y 10 rebotes, siendo considerado por el sitio Latin Basket como el MVP de las últimas finales, llegando de jugar en México con muy buen suceso.

“Buscamos tener más presencia y rebotes en el poste bajo”, expresó Leo Zylbersztein al referirse al recambio por Freeman.

Sobre la elección del pivot panameño expresó, “Sabemos lo que pude dar Jaime, ya lo hizo el año pasado”.

“El recambio se da porque confiamos en la característica individual de Jaime y que nos puede aportar más cosas a nivel de equipo”, explicó Leo.

Sin dudas que el rendimiento de Freeman había decaído bastante de un tiempo a esta parte y Macabi, por sus características de juego, necesita un extranjero en el juego interno que cumpla un rol específico, ser buen cortinador y rebotero, algo que el actual bicampeón sabe que tiene con Lloreda.

Para completar el puzzle

Uno de los candidatos a pelear por el título es Malvín, que decidió en las últimas horas cortar a Calvin Godfrey y contratar a Harper Kamp, que estará debutando ante Nacional.

Godfrey mostró ser un jugador más que correcto ofensivamente, con un promedio de 13,5 unidades en los 13 partidos que disputó, pero sus carencias a la hora de defender, sobre todo en el poste bajo, sumado a algún tema disciplinario, hicieron que se decida su recambio.

Harper Kamp es un ala pivot de 2,03 que viene de jugar en el Göettingen de la Bundesliga de Alemania, una liga fuerte en Europa. Kamp promedió 12,3 unidades y 3,7 rebotes en 10 partidos.

Pablo López lo describió como “un buen jugador” y dentro de sus características destacó que “conoce el juego, puede defender internos más grandes y en ataque tiene un buen tiro de 5 metros”.

Dichas características, de cumplirlas en nuestro medio, dan la sensación que es lo que precisa el Playero para terminar de armar el puzzle, un jugador que pueda abrir espacios jugando de frente, que tenga gol y que además pueda cumplir con la tarea defensiva de Hatila Passos en los minutos que el brasileño descanse.

Recalculando 

Defensor Sporting ha sido de los equipos más golpeados esta temporada, ya que además de algunas lesiones como la de Winsome Frazier, sufrió la salida de Martín Osimani en plena temporada.

Como cambio estratégico se decidió contratar a un base extranjero como Sundiata Gaines, para tratar de suplir la ausencia del conductor nacional, cortando al interno Marvin Phillips, en una apuesta inédita, tener dos extranjeros perimetrales.

“El cambio de estrategia se debió que al no estar más Osimani en el equipo precisábamos cubrir un puesto que para nosotros es el más importante de la cancha, es el conductor del equipo y no podíamos flaquear ahí”, explicó Álvaro Ponce.

“Gaines nos da mucha velocidad, rompimientos, juego desde el pick y mucha intensidad. Es un jugador bastante completo que nos cambió la forma de jugar”, agregó

Pero los cambios pueden no terminar ahí, ya que Ebi Ere, de muy buen rendimiento, viene arrastrando un problema en una rodilla que lo limita, por lo que su rendimiento ha bajado notoriamente y de no recuperarse físicamente, el Fusionado ya piensa en su recambio.

Un jugador de equipo 

Welcome ha hecho una gran campaña y se apunta como uno de los candidatos a pelear por el título, ganándose la consideración por lo que ha sido su rendimiento.

Para el remate del año decidió recambiar a Dakarai Tucker y contratar a Keyron Sheard, jugador proveniente de Boca Juniors.

Javier Espíndola lo define como un 1-2 y explica el recambio entendiendo que “Tucker es un muy buen jugador, pero puramente terminal. Además precisamos en ese puesto alguien que pueda tomar algunas decisiones importantes en finales de partido o en diferentes momentos”.

El DT entiende que Sheard “entiende bien el juego y puede incluso jugar algunas situaciones de pick and roll con Batista que no jugaba Tucker”.

Está más que claro que la generación de juego de la W muchas veces pasa por el pivot, pero también que no todo el juego puede recaer en él, por lo tanto con Sheard se busca un jugador que complemente lo que hace Esteban y que haga crecer al equipo.