Comienza a reaccionar

Boca aplastó 95-59 (36) a Obras y se encuentra en el puesto 16 de la Liga Argentina con 9 triunfos y 17 derrotas.

Martín Osimani aportó 5 puntos (0/2 dobles, 1/3 triples, 2/2 libres), 1 rebote, 4 asistencias, 1 recupero y 5 pérdidas en 25 minutos.

Fuente: Prensa Obras

El dueño de casa empezó imponiendo su estilo en ambos costados, logrando un cómodo parcial de 27 a 7. Es que una buena rotación de la pelota le permitió anotar 16 tantos en la pintura. Kevinn Pinkney comandó la embestida encestando once (un triple). Por otro lado, el Rockero sufrió la aguerrida defensa del rival, cometiendo así ocho pérdidas.

El elenco dirigido por Guillermo Navarte siguió manejando los tiempos del juego en el segundo tiempo, extendiendo la ventaja antes del descanso (44-21). Fernando Zurbriggen (seis unidades, dos tableros y una asistencia) y Víctor Liz (siete) lucharon por una reacción de la visita, que estuvo muy imprecisa con los tiros de campo (6-27).

En la segunda mitad, los de Gregorio Martínez continuaron con sus intentos de aumentar la intensidad en la ofensiva. Zurbriggen lideró el buen inicio de período, mientras que Phillip Lockett depositó todo su esfuerzo en una posible reorganización en la defensa. De todos modos, Adrián Boccia (17 tantos y cinco rebotes) y Fotios Lampropoulos (16 y cuatro) ganaron en la pelea, gracias a las buenas combinaciones con Martín Osimani (cuatro pases gol) y Lucas Pérez (tres).

El local no perdió el nivel en el último capítulo, por lo tanto evitó que Obras achicara la distancia.