¿Podrá emparejarla?

Aguada y Urunday Universitario abrirán esta noche la serie que en lo previo es la más despareja. El Rojiverde ha sido el mejor equipo del año hasta ahora, siendo de los más eficientes defensivamente, gracias a lo bien que comparte el balón, para el Estudioso, el juego en la pintura y como inserte a Dixon son su esperanza.

Generalmente el duelo entre el 1 y el 8 resulta ser el más desparejo de la primera ronda de playoff y esta no es la excepción. El mejor equipo del torneo hasta ahora, Aguada, se medirá ante un Urunday Universitario que llega de 6 derrotas al hilo y en un bajo nivel basquetbolístico.

Ejemplo de prolijidad

La paciencia en ataque y la prolijidad a la hora de ofender, ha sido un patrón del Aguada no solo de esta temporada, sino también desde el año anterior, que lo llevaron a ser finalista.

Su eficiencia ofensiva (108,5 puntos cada 100 posesiones), se debe en gran medida a como cuida el balón, teniendo una relación asistencias/pérdidas de 153, la más alta del campeonato.

La diferencia con su rival es muy grande, ya que tiene una relación de 126 en este ítem, siendo el equipo que más balones pierde en porcentaje (21,7%), aunque levanta el promedio gracias al 27,2% de asistencias que otorga por juego.

La muy buena eficiencia en ataque del Rojiverde, también se explica por el control que posee del ritmo del juego, jugando a un promedio de 71,7 posesiones por partido, mientras que el Estudioso lo hace a 75,7, apelando más a los puntos de contraataque y a jugar ante defensas que no estén plantadas.

Las buenas decisiones en ataque, generalmente redundan en una notoria mejoría de la eficiencia defensiva, que al Aguatero lo llevan a recibir 104,6 puntos cada 100 posesiones. En este rubro tiene una gran ventaja frente a un elenco estudioso que tiene un gran talón de Aquiles en su defensa, sobre todo cuando es atacado desde el pick and roll, siendo el equipo menos eficiente atrás, tolerando 110,1 puntos cada 100 posesiones.

A la carga

Si hay algo de donde puede agarrarse Urunday en esta serie es de su juego interno. La dupla Craig-Young significa potencia cerca del aro y si a ellos se le suma Diego Soarez, hacen que el Estudioso pueda poseer cierta ventaja en la pintura.

La diferencia en puntos cerca del aro a favor del elenco de la Avda. Joaquín Suárez es de 39 a 33,33 en promedio, además de cargar muy bien el rebote ofensivo, siendo el mejor en ese rubro, obteniendo un 35% de los recobres en el aro rival.

Aguada optó por Feeley-Smith como dupla extranjera para el juego interno, buscando con Feeley generar espacios ofensivos, intentando jugar con 4 afuera y 1 adentro, por ello, da la sensación de que Urunday debe desgastar a su rival en el postee bajo.

En cuanto a la rotación, el Hechicero divide los minutos de descanso de sus extranjeros entre Barriola, dando ventaja de centímetros y Martín Garay, apostando muchas veces en los momentos que el juvenil está en cancha a plantar defensas zonales, algo que lo puede ayudar a palear la carencia de centímetros.

De afuera hacia adentro

Aguada ha tenido un sólido rendimiento durante la fase regular, esto se debe a que el Hechicero Cabrera ha encontrado diferentes opciones y formaciones que lo han hecho un verdadero equipo.

En el perímetro, el Aguatero posee a uno de los mejores bases de la temporada como Federico Bavosi y apelando a la doble base, generalmente los minutos de Diego García son muy buenos.

Federico Pereiras es defensivamente quien tiene la responsabilidad de defender al perimetral rival más preponderante en ofensiva, teniendo la duda en la llave si será Emilio Taboada o el nuevo extranjero Diontae Dixon, su responsabilidad.

Demian Álvarez ha entendido a la perfección su rol, no solamente anotador sino también generando juego para el resto, mientras que Miguel Barriola ingresa con tareas defensivas habitualmente bien cumplidas, tanto como alero o como 4 para darle minutos de descanso al juego interno.

Urunday en este aspecto no ha sido regular, la baja de Carl Elliot, que físicamente no pudo soportar la temporada, lo convierten en una incógnita, esperando que le puede dar Dixon al equipo, pero no parece fácil la empresa, midiéndose ante un equipo que tiene los roles bien definidos.