Un final con clase

Malvín se impuso ante Hebraica y Macabi por 97-93, tras alargue en 83, y arranca al frente una serie que regaló emoción desde el inicio.

Por cuartos: 25-21, 40-34, 58-64, 83-83

Jueces: G. Salgueiro, J. Dutra y J. Silvera.

El “playero” marcó el ritmo de juego en el comienzo. Siguiendo un padrón definido en busca de la generación de ventajas, que siempre derivaron en un tiro a pie firme de tres puntos (cuatro triples en el arranque), y en triangulaciones que fueron aprovechadas por Harper Kamp, de furioso arranque con 14 puntos para ostentar una máxima de nueve.

Michael Hicks, que cometió tres faltas personales en el primer periodo, fue el socio que encontró Leandro García Morales para que el “macabeo” se ponga a tiro rápidamente.

Los dirigidos por Pablo López dominaron las acciones en el segundo. El buen ingreso de Marcel Souberbielle, como lo es habitual, fue sumamente positivo para mantener el rendimiento de un equipo que redondeó un primer tiempo colectivo a altísimo nivel. Hatila Passos y su trabajo invisible como cortinador, resultó fundamental para que el juego fluya de la mejor manera. Por su parte, el vigente campeón dependió en demasía de la labor de García Morales, que acaparó en gran porcentaje la ofensiva de su equipo, y hacia que este se vuelve un tanto previsible.

El “hebreo” mejoró sustancialmente de cara al complemento. Lloreda se hizo fuerte en la pintura, a pesar de perder en el mano a mano con Hatila Passos, y Michael Hicks se encendió para lograr pasar al frente y ostentar una máxima de 7 (53-60). El momento de sequía “playero” tuvo relación directa con la ausencia de Hatila en ese pasaje, pero con su regreso y la intervención de Galloway atacando el aro, fueron motivos de rápida reacción.

En el último comenzó el recital de Hicks. El panameño, que culminó los primeros 30 minutos con 12 unidades, anotó 17 más por la vía del triple, pero también jugando de espaldas al aro. Del otro lado, despertó Nicolás Mazzarino, que había estado apagado tanto en la generación de juego como en el goleo, y llegaron a un final cerrado y de incierto resultado.

Malas decisiones de García Morales, y una pérdida en la ofensiva de Malvín derivaron en la igualdad al cabo de los 40 minutos, que no pudo romper Hicks con un “jump shoot” en la hora.

En el suplementario, Marcos Cabot se robó los aplausos. El base colocó 7 puntos en fila para abrir renta de 7 (92-85), aunque fue rápidamente absorbida por Macabi entre García Morales y Hicks para pasar 93-92.

La clase de Nicolás Mazzarino se volvió a ver en el final, cuando faltando 40 segundos colocó el triple clave para pasar definitivamente, y luego dos libres de Cabot, de gran cierre, le pusieron la tapa al triunfo “playero”, en un verdadero partidazo.

MVP

Hatila Passos volvió a demostrar que es uno de los jugadores más influyentes del campeonato. Fue pieza fundamental con 20 puntos y 12 rebotes

EL DATO:

Malvín fue superior a Hebraica en cuanto a juego colectivo y lo ratificó en el rubro asistencias, donde colocó 11 más que su rival (25-14).