Defensa para campeón

Nacional clasificó a semifinales al vencer 70-68 a Welcome en el quinto partido de cuartos de final. Basando su éxito en una brillante planificación defensiva, con los extranjeros siendo figuras en ataque, el Bolso hizo historia.

 

Por cuartos: 11-19, 37-32, 57-53

Jueces: G. Salgueiro, A. Laulhe, W. Chamorro

Nacional volvió a semifinales después de 35 años, eliminando a Welcome en el quinto partido de la serie, en un partido que tuvo emociones hasta el último segundo.

El arranque favoreció a Welcome, que atacó de mejor forma contando con un Sheard muy efectivo lanzando tras cortinas, logrando tener hasta 11 puntos de ventaja (19-8). Además, la W acertó estratégicamente en la defensa del pick central, con De Gouveia cerrándose para que el rival no tuviera ventaja, soltando a su defensor y con un Glover que cumplía de muy buena manera en la referencia de Danridge.

El ingreso de Nicolás Lewis ayudó a frenar a Sheard, aprovechándose Nacional de cada error ofensivo de su rival para castigarlo con puntos de ataque rápido. Si bien la W se plantó en defensa zonal, Nacional fue inteligente para evitar que la misma se pudiera plantar, marcando diferencias muy grandes en varios rubros (15-6 en puntos tras pérdidas y 12-6 en puntos de contraataque). El Tricolor llegó a tener hasta 8 unidades de máxima (33-25), contando con un Santiago Moglia muy efectivo detrás de los 6,75, siendo muy certero en la defensa de Batista, al que no le permitió recibir cómodo y cada vez que lo hacía, era víctima de continuos doble marcajes para que no pueda generar.

En el inicio del complemento, la W puso un parcial de 10-4 en 4´ para para a ganar. La defensa zonal dio sus frutos y al no definir de buena forma su rival aparecieron los puntos de contraataque, un arma que tan bien utilizó durante toda la temporada. Ante la carencia ofensiva del Tricolor, fue Anthony Danridge el que asumió con todos los golpes, atacando desde el pick central, desde el uno contra uno desde el aclarado y en contraataque, anotando 13 de los 20 puntos de Nacional en el período, que gracias a un triple sobre la chicharra de Mateo Sarni ingresó 4 arriba (57-53) al último período.

En el último cuarto el equipo de Gonzalo Fernández mostró una faceta defensiva soberbia, con Mateo Sarni siendo el abanderado en este sentido, pero con un equipo que sostuvo el juego desde este aspecto. En ataque, Eziukwu fue bien habilitado y atacó de frente a Batista, llegando el Bolso a tener una máxima de 8 (66-58) a 5´30” del desenlace. La salida por la quinta falta de Gonzalo Ribas, el único que pudo ordenar en algún momento el ataque de la W, redundó en que cada vez se involucró menos a Esteban Batista, que incluso vio el último 1´26” desde la banca por haber cometido la quinta personal. Algunos libres marrados por Nacional le dieron vida a Welcome, que tuvo la última pelota del partido con 27” por jugarse y una diferencia de solamente un doble. La primera incidencia la definió Sheard en penetración, logrando tener una nueva oportunidad la W a 10” del cierre con un saque de fondo. El mismo fue a las manos del foráneo, que tras tomar una cortina quedó emparejado con Eziukwu, pero sin aprovechar la situación de mismatch en el perímetro, Sheard lanzó de tres y marró, logrando el rebote Nacional y con él, la clasificación a las semifinales.

Esteban Batista cerró su planilla con 23 puntos y 19 rebotes, seguido en su equipo por Keyron Sheard con 16. En el vencedor, Anthony Danridge aportó 21 unidades y 5 asistencias, mientras que Callistus Eziukwu terminó con 17.

 

El dato

Welcome cerró la temporada lanzando 4/19 en triples (un 21%), mientras que Nacional, que promedió un 30% en el año, terminó con 5/11 (un 45%).

 

El MVP

Mateo Sarni. El base juvenil se ganó los minutos en la temporada en base a sus virtudes defensivas, siendo líder en la presión extendida y teniendo una capacidad bárbara para robar balones. Esta noche se soltó en ataque y aportó 9 unidades (2/3 en triples, ½ en dobles y ½ en libres).