Da para ilusionarse

Nacional venció 81-76 a Aguada en el primer partido de la serie semifinal. Con un trabajo defensivo brillante para minimizar a su rival y varias vías de gol en ofensiva, el Tricolor se quedó con el primer punto de la llave.

 

Por cuartos: 30-21, 47-40, 63-55

Jueces: A. Sánchez Varela, J. Dutra, P. Sosa

 

Nacional logró una gran victoria frente a Aguada en el inicio de la serie semifinal, sorprendiendo a un rival que en lo previo era favorito, pero que sucumbió ante una fuerza superior, que defensivamente casi no tuvo brechas.

Con el ingreso de Nicolás Delgado en lugar de Mateo Sarni a diferencia del cierre de la serie ante Welcome, Nacional inició el juego con dos internos determinados, buscando contrarrestar el poderío que su rival podía tener en la pintura. Desde el inicio el Tricolor atacó desde el pick and roll con Taboada y Moglia, mientras que Danridge, defendido por Federico Pereiras, ofendió en el uno contra uno, existiendo una gran tarea del Tico Delgado, barriendo por línea final y abierto en la esquina para castigar ayudas. Además del libreto claro propuesto ante defensa plantada, la tarea defensiva de Delgado sobre Smith, con ayudas de Eziukwu que soltaba a Feeley en la referencia, confundía a un Aguada que era castigado por puntos de contraataque y tras pérdidas.

Las virtudes del equipo dirigido por Gonzalo Fernández le permitieron tener hasta 14 puntos de renta (35-21) a los 11´de partido. El DT tricolor comenzó a rotar al equipo y plantó una defensa zonal para darle descanso a Eziukwu y a Delgado alternadamente. El Rojiverde también se refugió en zona tras un minuto de tiempo del Hechicero, logrando conseguir algunos dividendos y contando con los muy buenos minutos de Diego García, que ingresó para ordenar al equipo y sumarse a lo que hacía Andrew Feeley, que lastimó tanto de frente como cerca del aro tomando segundas opciones, para que Aguada coloque un 12-5 para cerrar a solamente 7 (47-40) el primer tiempo.

 

Trabajo de mantenimiento

 En el complemento Nacional apeló a un quinteto chico, pero no obtuvo buenos resultados. En contrapartida, le costó atacar ante la zona propuesta por Aguada, que teniendo a un Demian Álvarez muy activo para anotar de contraataque, colocó un parcial de 9-5 en 5´para ponerse a solamente un doble (51-49). El regreso del Tico Delgado hizo retomar a Nacional la buena tarea defensiva, para volver a abrir ventajas e ingresar 8 arriba (63-55) al último período.

En el último cuarto Nacional volvió a atacar desde el pick central con Taboada y Danridge, donde decididamente Feeley comenzó a defender con un step bien largo, llegando a atrapar prácticamente a los perimetrales. Nuevamente el muy bien aprovechamiento de los espacios vulnerables de la defensa rival del Tico Delgado fue clave, para que el Bolso ingrese a los últimos 6´con una ventaja de 12 (69-57). El número uno de la fase regular salió a presionar y el Mono Bavosi logró librarse de la marca que le impidió jugar cómodo durante todo el partido y fue responsable de la remontada, que puso a su equipo a 4 unidades. Pero la aparición de Santiago Moglia, muy certero detrás de los 6,75 y una falta insólita de Smith dando una falta sobre el cierre de una posesión, desencadenaron en el triunfo de Nacional, que sufrió más de la cuenta porque erró demasiados libres al final.

Andrew Feeley con 21 puntos fue el goleador del partido, seguido por Demian Álvarez con 18 y Federico Bavosi con 16. En el ganador, Anthony Danridge y Leandro Taboada comandaron el goleo con 18 unidades cada uno, Santiago Moglia y Nicolás Delgado aportaron 15.

 

El dato

Nacional culminó con un 45% en triples (9/20), elevando sensiblemente su promedio de la temporada, que apenas supera un 31%.

 

El MVP

Nicolás Delgado. Al Tico le tocó la difícil tarea de defender a Jeremis Smith y lo borró del juego. Además, ofensivamente castigó las ayudas de la defensa rival barriendo por línea final o abriéndose a la esquina. Cerró su planilla con 15 puntos y 9 rebotes.