No hay mejor defensa…

Nacional venció 91-81 a Aguada y quedó a un triunfo de la final de la Liga Uruguaya. El Tricolor repitió virtudes defensivas, refugiándose por momentos en zona y tuvo de sus mejores partidos en ataque, con un Danridge descomunal.

 

Por cuartos: 27-22, 47-44, 65-62

Jueces: J. Dutra, A. Laulhe, J. Silvera

 

Nacional quedó a un triunfo de la final de la Liga Uruguaya, consiguiendo una gran victoria ante Aguada para ponerse 2-1 arriba en la serie semifinal.

La baja del Tico Delgado, pieza importante en la clasificación ante Welcome y hombre clave en la pintura en esta serie, fue muy bien disimulada por los tricolores, que lejos de agarrarse de esa baja como excusa, salieron a pelear el partido de igual a igual.

En el comienzo ambos equipos tenían una clara intención, Aguada atacar al poste bajo y Nacional buscar a Danridge para jugarle un aclarado para que pueda atacar desde el uno contra uno. Además de esa situación, el Tricolor encontró a Moglia saliendo de indirectas, llegando a tener 9 de ventaja (27-18). Sarni presionó a Bavosi para quitarle ritmo y ambos equipos pasaron a defensa zonal en determinado momento del primer período.

Cómo ha sucedido en buena parte de la temporada, el ingreso de Diego García dotó al Aguatero de un mejor orden ofensivo y con Feeley abierto encabezaron un 10-0 para llegar a pasar en el inicio del segundo cuarto. El Tricolor volvió a defender al hombre en ese período, ya que Aguada optó por jugar con un quinteto con poca estatura y Danridge volvió a tomar la manija del juego, tornándose por momentos indefendible, con Sarni siendo muy inteligente para atacar desde rompimientos y descargas, logrando retomar ventajas el Bolso que alcanzaron los 11 puntos (47-36), cerca del cierre del primer tiempo. Al Aguatero le costó un montón contraatacar y por momentos no tuvo ideas para atacar en el 5 x 5, apelando a una defensa combinada en cuadrado-uno con Pereiras sobre Danridge, pero no teniendo mucho éxito. En el cierre del primer tiempo volvió a aparecer Diego García, que lastimando la zona con triples puso a Aguada a solamente un triple (47-44).

En el inicio del complemento volvió a apelar al contraataque Nacional, volviendo a estirar a 8 la ventaja. Cargando en el bajo, nuevamente con los dos foráneos en cancha y algunas bombas de García y Bavosi, el Aguatero logró colocarse a solamente un doble, pero el Bolso volvió a apelar a la defensa zonal con mucho resultado, en un cierre de cuarto muy parejo, poco goleado y con polémica en el cierre, por una falta no pitada a Danridge que terminó con un triple sobre la chicharra del extranjero para darle un triple de renta (65-62) al Tricolor de cara al último cuarto.

En el último cuarto la zona siguió siendo muy efectiva, Aguada se mostró muy estático para atacarla y no hizo llegar la bola al bajo, logrando nuevamente Nacional soltar el contraataque para llegar a tener ventajas de hasta 14 unidades (83-69). Además del ataque rapido, Nacional contó con un último cuarto soberbio de Eziukwu, que le jugó a Smith desde el poste medio con su habitual ganchito, para dejar sin chances a un Aguada de pobre noche y que de no ser por los libres errados por Nacional, hubiera caído por mayor diferencia.

Anthony Danridge fue la gran figura del encuentro con 30 puntos, seguido por Callistus Eziukwu con 17 y Santiago Moglia con 16. Por el Aguatero, 22 fueron las unidades de Andrew Feeley y Diego García terminó con 14.

 

El dato 

Nacional tuvo un 56% de efectividad en triples (9/16), mientras que en otros rubros marcó una diferencia de 19-8 en puntos de contraataque y de 42-28 en puntos en la pintura.

 

El MVP

Anthony Danridge. El extranjero volvió a ser desequilibrante, indefendible en el uno contra uno, siempre atento para soltar el contraataque y prodigándose defensivamente para colaborar ante la carencia de centímetros, a esta altura, es de las mejores individualidades del torneo.