No se levanta

Regatas cayó en su visita a Salta Basket en cifras de 85-80 (5) luego de alargue en 72 y ahora ocupa el 12do puesto de La Liga en Argentina con 16 triunfos y 21 derrotas.

Diego Figueredo fue el máximo anotador del ganador con 26 mientras que en el perdedor se destacó Paolo Quinteros con 23.

Santiago Vidal: 34 minutos, 5 tantos (1/6 dobles, 1/2 triples), 6 rebotes, 11 asistencias, 2 recuperos y 4 pérdidas.

Fuente: Basquet Plus

Con un buen desempeño en los primeros 10 minutos Los Infernales se pusieron al frente en el tanteador. Con el nuevo estratega en el tabloncillo de relevos, Leandro Hiriart, y Ramiro Díaz Cuello como único asistente técnico, el plantel salió dispuesto a revertir la racha negativa frente a su gente.

En el segundo cuarto mejoraron los correntinos, comandados por el eterno Paolo Quinteros, se tranquilizaron en ambos costados del parquet para quedarse con el período solo por un triple. Ni la mejora del equipo visitante denotó una baja en el rendimiento del local ni tampoco Salta había expuesto un juego extraordinario en el 1C. Hasta ese momento la equidad era lo que mejor le quedaba al choque entre salteños y correntinos.

Y ese leve repunte del elenco visitante le sirvió para pasar decididamente al frente en el marcador. Buena rotación de la americana y sobre todo buscar a los internos en la zona pintada, además de aprovechar las desatenciones infernales, fueron algunas de las claves del penúltimo capítulo de la noche en el Estadio Delmi.

Poco antes del cierre del 3C el base Diego Figueredo se marchó con buena efectividad y siendo agresivo en ataque. Los últimos 10 minutos el armador tuvo pasajes al rojo vivo clavando bombas desde los 6,75 metros y desde el perímetro. Mientras sus compañeros batallaron en defensa y el Negro Espinoza agarró cuanto balón estuvo en el aire. Sin uno de los internos, Alejandro Zilli ausente por una gastroenteritis, y sin Gerbaudo, Los Infernales tuvieron que lidiar más de la cuenta ante un agresivo equipo correntino.

Así como Figueredo mantuvo acciones al rojo vivo, en Regatas fue Paolo Quinteros el que se adueño de las ofensivas en los últimos 3 minutos del partido. Jugadas especialmente diagramadas para el experimentado jugador, ex Selección Argentina, mantuvieron en vilo el ataque visitante. Restaban 1:10 para el final del partido y Salta perdía por la mínima (68-69).

Paridad que se mantuvo hasta el final donde el juego se redujo a lanzamientos desde la línea de simples para uno y otro. Empatados en 72, tras dos series de simples acertados de Ricky Harris en Salta, la última bola fue para Regatas con solo cinco segundos en el digital. Tras la jugada preparada el balón cayó en manos de Vidal quien apareció demasiado solo dada la circunstancia, el Negro Espinoza lo esperó y fue bien arriba, la bandeja a medias no tuvo buen destino y el esférico quedó bollando para que apareciera Saiz y de un empujoncito decretara el triunfo pero no, caprichosa volvió a salir y el partido se fue a la prórroga.

Más certeros y con el público como sexto hombre, Los Infernales salieron al frente y le pusieron carácter y actitud a los cinco minutos del alargue. Antes del final y tras un yerro juvenil Cabezas pateó el balón tras un minuto solicitado por su técnico, y el tridente arbitral deliberó y terminó sacando técnico al jugador. Dos puntos más convertidos por Harris desde la línea para seguir al frente. Luego fue Goldenberg el encargado de ponerle paños fríos a una noche bien caliente en La Linda, también desde la línea de simples. Triunfazo infernal, el primero de Leo Hiriart como entrenador en jefe del equipo norteño, ahora cerrarán la temporada regular el miércoles frente a Quilmes.