A la carga

Aguada forzó un quinto partido semifinal tras vencer 74-55 a Nacional. El Aguatero fue superior de principio a fin, mejorando notoriamente en defensa y cargando el rebote ofensivo para marcar 18 puntos de segunda oportunidad y evitar que su rival contraataque.

 

Por cuartos: 23-17, 37-35, 54-41

Jueces: A. Sánchez Varela, A. Laulhe, R. Olivera

 

Aguada derrotó con autoridad a Nacional para igualar la serie semifinal y forzar un quinto partido de la serie semifinal.

El Aguatero fue superior desde el comienzo, apelando a algunas variantes tácticas y de hombres, como por ejemplo el ingreso desde el arranque de Diego García, junto con la referencia individual de Jeremis Smith sobre Anthony Danridge en el inicio.

La idea de cargar en la pintura quedó de manifiesto en el Rojiverde, que habilitó en el bajo a Smith, jugando abierto Feeley para brindarle espacios, mientras que la carga del rebote ofensivo fue un plus, que permitió no solamente gozar de segundas opciones a Aguada, sino que impidió que Nacional pueda contraatacar desde su rebote.

En el primer tiempo ambos pasaron a defensa zonal en determinados momentos, siendo muy bueno el ingreso de Miguel Barriola, que generalmente eleva el tono defensivo del equipo. La máxima del Aguatero alcanzó los 8 puntos (37-29) cerca del cierre del primer tiempo, pero los buenos números de Nacional en triples (6/14), con Moglia y Santiago Álvarez siendo certeros, acercaron al Bolso a solamente un doble al final de los primeros 20´.

En el complemento Aguada quebró el partido, colocando un parcial de 12-0 en los primeros 8´30”. El trabajo defensivo propuesto por el Hechicero Cabrera fue brillantemente ejecutado por sus jugadores, apelando a una defensa combinada en cuadrado-1, con la referencia de Barriola sobre Danridge. Además de no poder soltar el contraataque, ante defensa plantada sufrió mucho el Bolso, que además toleró que su rival le gane la pelea por los rebotes en su aro, ya que tal vez el Aguatero no brilló en ofensiva, pero el tener segundas opciones le permitió tener 14 (49-35) de máxima.

La vuelta a la cancha de Diego García, para jugar en doble base con Bavosi, le permitió no solamente controlar la diferencia al Aguatero, sino que estirarla, llegando a poseer una renta de 21 (73-52), en un partido que se liquidó bastante antes de la bocina final.

Andrew Feeley fue el goleador del juego con 20 puntos, seguido por Jeremis Smith con 14. En el Tricolor, Santiago Moglia con 14 y Anthony Danridge con 13 fueron los máximos anotadores.

 

El dato

Aguada logró el 47,5% de los rebotes en el tablero de Nacional (19 de 40), logrando convertir 18 puntos de segunda oportunidad.

El MVP

Jeremis Smith. El foráneo volvió a ser influyente para propios y extraños. Jugó posteado y lastimó, ganó la lucha por los rebote e hizo jugar al equipo, volvió a ser el Smith de siempre. Cerró su planilla con 14 puntos, 13 rebotes y 6 asistencias.