Repite el plato

Aguada es finalista de la Liga Uruguaya tras derrotar 84-77 a Nacional y cerrar la serie de semifinales 3-2. Tras irse al descanso largo con una desventaja de 11 puntos, el Aguatero marcó un parcial de 50-32 en el complemento, elevando el tono defensivo, cargando los rebotes en ataque y teniendo a Diego García junto a Andrew Feeley como figuras ofensivas.

 

Por cuartos: 22-21, 34-45, 59-62

Jueces: A. Sánchez Varela, R. Pereira, J. Dutra

 

Aguada obtuvo por segundo año consecutivo el pasaje a la final de la Liga Uruguaya, tachando a un rival durísimo como Nacional en una serie semifinal que necesitó de 5 partidos.

Como ha sido una constante durante toda la temporada, Gonzalo Fernández ajustó respecto al cuarto partido, mandando a la cancha como titular a Santiago Álvarez, buscando controlar de mejor forma su propio rebote, algo que le dio resultado en la primera mitad. El Rojiverde salió con la firme intención de cargar en la pintura, habilitando a Jeremis Smith en el bajo, con Bavosi castigando las ayudas tras descargas y una buena rotación de bola. En el aspecto defensivo, hubo un buen trabajo para frenar a Danridge, pero el Tricolor encontró triple en las manos de Moglia y Santiago Álvarez, en un primer cuarto que se fue 22-21 para el Rojiverde.

Los ingresos de Makanskas, para defender los posteos de Feeley y de Sarni para presionar a Diego García le dieron resultado al Tricolor. El Aguatero le pagaba con la misma moneda a su rival, García presionaba a Taboada y Barriola cumplía con excelencia la tarea asignada de contener a Danridge. Luego de un minuto de tiempo, Aguada pasó a defender en zona, coincidiendo con la rotación de sus internos, algo que fue bien leído por Nacional, comenzando a pesar ofensivamente como nos tiene acostumbrados Anthony Danridge, para marcar un parcial de 17-2 en 6´30” e irse 11 arriba (45-34) al descanso largo. Además de la zona, Aguada también probó con una defensa combinada, con la referencia de Barriola sobre Danridge, pero no obtuvo resultados, en una primera parte donde el Tricolor pudo controlar el rebote defensivo y tuvo un buen número detrás de los 6,75 (5/10).

El Diego de la gente

Para el complemento el Rojiverde salió con otra tesitura en defensa y con un Diego García inspiradísimo, que anotó 13 puntos consecutivos (4 triples) en los primeros 2´30”, para que el Aguatero pase a ganar 47-45 y el partido cambie rotundamente. Nacional comenzó a perder su propio rebote y Aguada a gozar de segundas opciones, impidiendo que su rival pueda contraatacar, sumándose Demian Álvarez, sobre todo con penetraciones al goleo de Diego García. Quien asumió en ese momento del juego en Nacional fue Anthony Danridge, que atacó desde el uno contra uno y sostuvo el momento más difícil, logrando que el Tricolor ingrese a los últimos 10´un triple adelante (62-59).

El último cuarto fue muy parejo, se intercambiaron en el comando del score hasta los instantes finales, optando el Hechicero Cabrera en el desenlace con un equipo más defensivo, con la doble base García-Bavosi y Barriola en cancha completando el perímetro. Gonzalo Fernández por su parte le dio ingreso a Makanskas, para custodiar en el desenlace a Feeley. En el embudo del juego, Bavosi consiguió algunas anotaciones fáciles quebrando la primera línea y en el final, la ventaja que no había podido aprovechar durante buena parte de la serie, fue bien aprovechada por el Rojiverde, que le jugó a Feeley en el poste bajo y el extranjero fue la gran figura ofensiva del cierre, para que Aguada termine sellando la clasificación a su segunda final consecutiva, dejando por el camino a un gran equipo como Nacional.

Anthony Danridge con 27 puntos fue el goleador del juego, seguido por Leandro Taboada con 14. En el vencedor, Andrew Feeley con 23 puntos y 11 rebotes fue el destacado, secundado por Jeremis Smith con 16.

 

El dato

Aguada en el segundo tiempo le tomó un 65% de los rebotes que se dieron en el aro de Nacional (11 de 17), impidiendo puntos de contraataque del rival, que no anotó desde esa vía en el complemento.

 

El MVP

Andrew Feeley. El extranjero fue clave en el desenlace, haciendo valer la ventaja que poseía sobre el 4 rival, siendo fundamental también en la captura del rebote ofensivo. Cerró su planilla con 23 puntos, 11 rebotes y 4 asistencias.