A uno del penta

Malvín derrotó a Aguada y quedó a un partido del pentacampeonato en su historia.

Los hinchas playeros sufrieron y disfrutaron dentro de un partido que tuvo todos los condimentos.

A pesar de que los internos se cargaron de faltas, el equipo se la rebuscó para no sentir las bajas. Claro, a lo largo de los 40 minutos tuvieron diferentes sensaciones. Comenzaron criticando a McGuire y terminaron aplaudiendo sus triples; más allá que la ovación de la noche se la terminó llevando Fausto Pomoli.

GALERIA MARCOS FERREIRA