Aprovechó la ventaja

Malvín derrotó 79-76 a Aguada y quedó a un solo triunfo del título de Liga Uruguaya. El Playero soportó varios minutos sin sus internos en cancha por problemas de faltas y tuvo en ataque varías vías de gol, aprovechando mejor en el cierre la ventaja que tuvo en el juego interno.

 

Por cuartos: 18-17, 38-33, 57-51

Jueces: A. Bartel, R. Pereira, J. Dutra

Malvín venció a Aguada en la quinta final para quedar a 40´de ser campeón, en un partido muy parejo y que se definió por algunos detalles.

El comienzo del juego mostró a Malvín jugando desde un pick and roll corto con Kamp y Hatila barriendo por línea final para anotar cerca del aro, mientras que Aguada tuvo la clara intención de jugarle a Jeremis Smith en el bajo, lastimando y mucho a los internos rivales, que ya en el primer cuarto cometieron dos faltas cada uno. El porcentaje en triples del Playero mejoró respecto a los últimos dos partidos, con la inclusión de Souberbielle como titular en lugar de Mc Guire, que ingresó en el primer período, pero fue contraproducente para el equipo,

Para el segundo período la tarea del alero comenzó a mejorar, siendo importante en la captura de rebotes en su tablero, un problema que ha sufrido Malvín a lo largo de la serie y defensivamente, ante la carencia de internos, se debatió muy bien en la defensa de Feeley, que no pesó desde el poste bajo. En ataque, Marcos Cabot fue más agresivo, anotó desde bloqueos directo y eso le dio ventajas de hasta 8 unidades (25-17) al elenco Playero. El regreso de Pereiras para detener a Marcos y el ingreso de Barriola, dotaron de mayor intensidad defensiva al Aguatero, que jugándole al bajo a Smith, logró descontar, cerrando 5 abajo (38-33) la primera parte.

Las complicaciones de faltas para Malvín se agudizaron en el inicio del complemento, ya que tanto Hatila como Kamp cometieron muy temprano su cuarta personal. Esto hizo que Fausto Pomoli y Mc Guire ocuparan puestos internos y ambos cumplieron muy buena labor. Pomoli con mucha inteligencia, anticipando y sacando faltas ofensivas a los dos foráneos aguateros y Mc Guire siendo puntal en la captura de rebotes, lograron palear la desventaja en el juego interno. El Rojiverde ayudó con una mala lectura de juego, abusando del tiro exterior sin eficiencia y teniendo problemas para detener a Dominic Mc Guire, que asumió el goleo en este período, mostrando sus mejores minutos desde que llegó al Uruguay y dándole una ventaja máxima de 11 (57-46) a falta de 11´30” para finalizar el juego.

El Aguatero descontó, generalmente desde puntos de contraataque o transición tras buenas defensas, pero nuevamente se encontró con un gran inicio de último cuarto de Marcel Souberbielle, además de sufrir con las faltas, ya que Smith a falta de 5´y Feeley restando 2´30” para terminar el juego, salieron por la quinta personal. A diferencia de lo que sucedió con Aguada, el elenco de Pablo López buscó lastimar abajo y encontró buenos minutos de Harper Kamp en su regreso, además de que Hatila Passos retornó para cerrar el partido y sellar el rebote, otorgándole una renta de 11 (69-58) a falta de 4´30”. Increíblemente, con un quinteto integrado solamente por perimetrales y Barriola como único interno, Aguada tuvo facilidades para quebrar la primera línea defensiva del rival y descontó, llegando a tener a 30” del cierre la bola cayendo 74-73. Bavosi consumió muchos segundos con el balón, buscó romper a Cabot y no pudo, tomando un lanzamiento muy forzado, el rebote fue de Hatila, que fue víctima de falta antideportiva de Demian Álvarez, protestada por Diego García que fue castigado con técnico a 9” del cierre, lo que terminó de definir el partido. Un triple del propio García le abrió la puerta de la esperanza a Aguada, pero Cabot con dos libres a 1 segundo de la bocina terminó de liquidarlo, para darle un gran triunfo al Playero, que quedó a 40´del título.

Jeremis Smith con 22 puntos y 10 rebotes terminó siendo la figura de Aguada, secundado por Andrew Feeley con 15. En el Playero, Marcel Souberbielle anotó 19 unidades, Dominic Mc Guire aportó 17 y Marcos Cabot 14.

 

El dato

Hatila Passos jugó 21´y Harper Kamp 14´20”, teniendo que apostar Pablo López muchos minutos a Mc Guire y Fausto Pomoli en el juego interno.

 

El MVP

Marcel Souberbielle. Nuevamente le dieron la responsabilidad de ser titular y no falló. Un jugador moderno, versátil, jugando tanto como 3 o como 4 le da soluciones sobre todo ofensivas a Malvín. Cerró su planilla con 19 puntos (2/5 en triples, 5/7 en dobles y 3/5 en libres) y 4 rebotes.