Emociones rojiverdes

Aguada no fue campeón, pero este plantel cerró una temporada que quedará en la retina de todos sus hinchas. Llegó a una séptima final, fue el que más ganó junto con Malvín (30 partidos) y el que menos perdió (16). Tuvo muchos imponderables a lo largo del año y la final no fue la excepción.

Diego García suspendido lo vio de afuera junto a Curtis, que llegó a nuestro país para defender a Olivol en el Metro. Ambos fueron ovacionados ni bien ingresaron al Palacio Peñarol.

La salida por 5a de Feeley y Smith hacía aun más complicada la noche, pero el equipo logró tirar la última pelta para ir al alague.

Pero no sólo eso, sino que restando poco más de 3 minutos para el final del partido se desgarró Demian Álvarez, que entró para ver si podía lanzar la última, pero su físico poco le permitía hacer en ese cierre de partido. El capitán se perderá los Juegos Odesur con Uruguay y Sebastián Vázquez ocupará su lugar.

En lo deportivo Aguada perdió una final, pero este plantel y cuerpo técnico quedará marcado en la piel de sus hinchas.