Diario de viaje

La Selección tuvo un día tranquilo en Asunción y más allá de no poder reconocer el gimnasio donde esta noche se medirá ante Paraguay, todo salió tal cual estaba previsto.

El plantel arribó a la capital ‘guaraní’ sobre las 10 de la mañana y se trasladó al un hotel con todas las comodidades. Tras un par e horas libres, almorzaron y descansaron para encarar la segunda parte del día.

Se reunieron en la sala de conferencias para observar el scout del rival y luego, entre mates, risas y muchas anécdotas partieron rumbo al Estadio de Libertad done realizaron un entrenamiento de hora y media de duración (comenzó sobre las 22 horas de nuestro país).

El momento del día fue cuando Marcelo Capalbo estaba por llegar al transporte rumbo a Libertad y se dobló fuerte el tobillo. El plantel y cuerpo técnico lo recibieron con un aplauso cerrado a uno de lo asistentes; en el día que se cumplían 21 años del último título Sudamericano de Uruguay, justamente con Capalbo como referente.

En cuanto a la temperatura, se espera que las lluvias lleguen para la noche sobre Asunción. Aer, tras un día caluroso y pesado, por la noche llovió y mucho pero lejos estuvo de refrescar.