Noche para el olvido

Uruguay cayó 102-58 frente a Argentina en el cierre de la primera fase de las clasificatorias para el Mundial de China 2019.
Uruguay sufrió una dura derrota ante Argentina en el Palacio Peñarol, cerrando la tercera ventana de las clasificatorias al Mundial.
Desde el comienzo la selección argentina salió decidida a pasar por arriba al combinado Celeste, que además de sufrir las bajas, vio como su rival no le dio chances, siendo impecable desde lo defensivo y contando con un arsenal en ataque que permitió, que ya en el primer cuarto sacara 19 de ventaja (33-14).
El trabajo defensivo para limitar a Bruno Fitipaldo fue soberbio, impidiendo que pudiera influir en el juego. A partir de esas virtudes defensivas, Argentina se hizo gigante en ataque, tanto desde la transición como ante defensa plantada, sacando todo su repertorio Campazzo desde el pick and roll, con un Brussino asesino detrás de los 6,75 y Scola que sacó el manuel del juego en el poste bajo, logrando la selección del Oveja Hernández terminar 28 arriba el primer tiempo (58-30).
El partido ya estaba cerrado, pero la visita nunca sacó el pie del acelerador, siguió presionando, atacó con criterio y en la rotación mantuvo el nivel, mientras que Uruguay, que buscó variantes de todo tipo, solamente encontró gol en manos de Luciano Parodi, el mejor exponente Celeste esta noche.
El concierto Albiceleste fue hasta el final, donde la diferencia de 44 con la que terminó el juego fue la máxima del partido, logrando marcar diferencias siderales en todos los aspectos, dando una cachetada importante a la selección uruguaya en el cierre de la primera fase de las clasificatorias.
Luis Scola fue la gran figura del juego con 29 puntos, seguido por Nicolás Brussino con 14. En Uruguay, Luciano Parodi con 19 unidades fue el más destacado.
El dato
Argentina marcó una diferencia de 26-2 en puntos de contraataque.
El MVP
Luis Scola. Poco para agregar de un jugador que es ejemplo dentro y fuera de la cancha, líder absoluto.