De la mano del Pulpo

Miramar derrotó 84-83 a Stockolmo con triple y falta en la hora de Santiago Wohlwend. El Monito obtuvo su séptimo triunfo y quedó a un paso de clasificarse entre los 8 primeros.

 

Por cuartos: 27-13, 44-32, 61-62

Jueces: D. Borghini, D. Nadruz, Ch. Hirigoyen

Miramar dio un paso gigante para la clasificación entre los 8 primeros, venciendo a un rival directo como Stockolmo en un verdadero partidazo.

En el inicio fue Miramar el que marcó el ritmo del juego, con Wohlwend presionando a Nóbile e impidiendo que la bola le llegue al bajo al sudafricano Gabriel. Ofensivamente, leyó muy bien el Monito una defensa zonal planteada por su rival y la vulneró con triples tras rotaciones y cortes sin pelota del extranjero Drakeford, para irse 14 arriba (27-13) al primer descanso.

Zaballa puso en cancha a un quinteto con mayor intensidad, dándole ingreso a Vechtas, Arregui y Cavalli, jugándole a Facundo Ferreira posteado y logró descontar hasta ponerse a un triple (32-29). También rotó Yaquinta, que puso a Cervi junto a Olivera y fueron puntales defensivos, mientras Blazina presionó con éxito  y robó pelotas en primera línea, retomando diferencias el locatario gracias a un parcial de 12-1, cerrándose el primer tiempo 44-32.

Para el complemento, Stockolmo decididamente salió a jugarle al bajo a Gabriel, que no había visto acción en el segundo período. El partido se tornó un duelo de extranjeros, ya que Drakeford, que no podía en el bajo con Gabriel, en ofensiva lo atacaba de frente y ahí era el sudafricano el que no podía con él. Los entrenadores libraron la batalla en defensa, Zaballa mandó a Vechtas con Blazina y Yaquinta colocó a Diego Olivera para detener a Gabriel, ambos logrando recompensa. El Azul del Prado terminó dando vuelta el score de cara a último período (62-61), con un Bertolini muy efectivo saliendo de indirectas.

En el último período pasó de todo, Gabriel regresó a la cancha pero rápidamente cometió su quinta falta, eso hizo que Drakeford pasara a ser figura determinante. Aun así, Stockolmo aprovechó errores de lectura de Miramar, que se olvidó de habilitar a su extranjero, ingresando a los 2´30” finales 5 arriba (79-74). Es difícil describir en pocas líneas lo que sucedió en ese final, sobre todo los errores que se cometieron por parte de ambos equipos, faltas de tres, antideportivas y un final insólito, donde Stockolmo ganando por un triple no cortó y le permitió a Wohlwend encestar un triple sobre la chicharra con falta incluída, con el reloj ya en cero. El Pulpo, que para lanzar esa bomba ni siquiera miró el aro, fue con serenidad a la línea del libre, dándole un triunfo muy festejado a Miramar, con una dosis muy marcada de suspenso.

Faronte Drakeford fue la figura del monito con 20 puntos y 9 rebotes, secundado por Damián Blazina con 19. El goleador del partido fue Facundo Ferreira con 22, secundado por Adrián Bertolini con 17.

 

El dato

Quedaban 6 segundos y 7 décimas para la última ofensiva de Miramar perdiendo por un triple, la misma valió 4 puntos y el triunfo.

 

El MVP

Faronte Drakeford. El extranjero fue fundamental en el juego ofensivo de su equipo, aportando 20 puntos, siendo inteligente para atacar a Gabriel y colaborando en la toma de rebotes.