Entrenan los mejores del mundo

En la jornada de ayer comenzó en Las Vegas el campamento de entrenamiento de la selección estadounidense de básquet. Este tipo de campamentos son habituales en el país norteamericano, principalmente para mantener una continuidad en el trabajo y para practicar con las reglas de FIBA que son las que rigen tanto el Mundial como los Juegos Olímpicos, que son las próximas dos competencias en las que participará Estados Unidos. Más allá de esto, uno de los principales atractivos de dicho campamento es ver a Greg Popovich al mando de los entrenamientos, sucediendo a Mike Krzyzewski.

El roster, anunciado hace varios meses, está compuesto por los mejores jugadores de la NBA. Generalmente, la selección norteamericana acude a los Mundiales con un plantel alternativo, que aun así sigue siendo mejor que el resto de las selecciones mientras que a los Juegos Olímpicos sí va con lo mejor que tiene. De todos modos, para el próximo Mundial la situación podría llegar a ser diferente producto de que el mismo se disputará en China, que es un mercado muy grande lo que puede llevar a algunos jugadores a querer jugarlo para, por ejemplo, poder expandir sus marcas.

Estos son los 35 jugadores elegidos por Popovich: LeBron James, Kevin Durant, Chris Paul, Stephen Curry, Russell Westbrook, James Harden, Kyrie Irving, Anthony Davis, Klay Thompson, Draymond Green, DeMar DeRozan, Kyle Lowry, John Wall, Bradley Beal, Damian Lillard, CJ McCollum, DeAndre Jordan, Tobias Harris, Blake Griffin, Andre Drummond, Victor Oladipo, Myles Turner, Kevin Love, Jimmy Butler, DeMarcus Cousins, Kawhi Leonard, Paul George, Eric Gordon, Gordon Hayward, Isaiah Thomas, Kemba Walker, Harrison Barnes, Mike Conley Jr., Khris Middleton y Devin Booker.

Las ausencias más notorias, por diversos motivos, son las de LeBron James, Stephen Curry, Draymond Green y Kawhi Leonard. A su vez, jugadores como Kyrie Irving, Gordon Hayward y DeMarcus Cousins no podrán participar de los entrenamientos producto de que se están recuperando de lesiones pero sí dijeron presente en Las Vegas.