En el último suspiro

Fotos: Alejandra Ruiz

Con un triple de Caio de Souza sobre la chicharra del final del partido, Brasil derrotó a Uruguay en cifras de 90-87 en la segunda fecha del Sudamericano U21. El equipo celeste fue competitivo durante los 40 minutos, pero no pudo cerrarlo a su favor.

Por Nicolás Khoury

El primer cuarto fue muy parejo. Uruguay defendió en zona 2-1-2 (con Emiliano Serres en el medio procurando defender el alto pero también ayudando a cubrir los tiros desde los laterales), alternó momentos de presión en todo el campo (que tras libres fue zonal y en otras instancias fue individual) con momentos de defensa en media, corrió la cancha, anotó puntos a distancia, jugó desde bloqueos directos, lastimó tras rompimientos y descargas y se mantuvo en partido. Brasil careció de ideas para atacar la zona, abusó del tiro exterior por momentos (tomando muchos tiros los internos, que fue algo buscado por su rival), pero cargó muy bien el rebote ofensivo, anotó puntos de contraataque, encontró algunos triples y se alternó en el liderazgo del tanteador con los celestes. El equipo norteño defendió en hombre con mucha intensidad, presionó cuando pudo y se alimentó tanto de robos como de su rebote para correr. Así pasó el primer cuarto que no tuvo grandes diferencias para ninguno de los dos y que terminó con Brasil ganando por uno (25-24).

El inicio del segundo cuarto mostró más de lo mismo. Tras unos minutos de paridad, Uruguay aprovechó bajos porcentajes de acierto de su rival, defendió mejor su rebote, jugó al ritmo de Mateo Sarni, lastimó con el juego de Nahuel Lemos de frente al cesto (principalmente tras descargas cortas o luego de situaciones de bloqueo directo) y abrió seis de renta (36-30). Cuatro triples consecutivos le permitieron a Brasil reaccionar. Uruguay intentó mantenerse arriba, corriendo la cancha y con Joaquín Rodríguez como líder ofensivo, pero no pudo ante la efectividad de su rival que pasó por dos. Brasil anotó dos nuevos triples, pero dos conversiones desde más allá de los 6.75 metros de Theo Metzger le permitieron a Uruguay mantenerse en juego. El equipo celeste pasó a defender en hombre, volvió a correr la cancha, lastimó con rompimientos de Serres y pasó por cuatro de cara al descanso largo.

Brasil planteó una zona 2-3 extendida en todo el campo, anotó dos nuevos triples y puso un 6-0 con el que asó por dos. Uruguay volvió a la zona 2-1-2, atacó de buena manera la defensa rival, generó desde rompimientos por calle central, tuvo a Serres como líder ofensivo, anotó triples y se mantuvo en partido. De a poco los norteños se alejaron en el marcador. Brasil alternó la defensa zonal con defensas individuales, corrió desde robos en primera línea, cargó el rebote ofensivo, anotó segundos tiros y abrió ocho de ventaja. Uruguay intentó mantenerse en juego, pero sufrió la defensa rival, no pudo proteger su rebote y vio como Brasil abrió ventajas. Un doble de Serres le permitió a Uruguay irse a seis al último descanso.

Brasil volvió a plantear la zona y con un doble rápido abrió ocho nuevamente. Uruguay corrió la cancha desde la defensa de su rebote, jugó desde rompimientos y descargas, encontró puntos en las manos de Metzger y puso un 10-0 con el que pasó por dos. El equipo celeste obligó a su rival a atacar contra defensa plantada, se mantuvo en zona, defendió su rebote y cambió el juego. De a poco, Uruguay se quedó sin gol. Brasil pasó a defender en hombre y los celestes buscaron generar desde bloqueos directos, pero tuvieron bajos porcentajes de acierto –pese a muchas veces generar buenos tiros- y no pudieron mantenerse arriba en el arcado. Brasil, sin ser nada del otro mundo, corrió la cancha, anotó a distancia y puso un 10-2 con el que pasó por seis sobre el cierre. Uruguay tuvo la última reacción. El equipo dirigido por Marcelo Signorelli concretó buenas defensas consecutivas, cargó el rebote ofensivo, encontró un triple en las manos de Joaquín Rodríguez y empató el juego en 87. Brasil tuvo la última ofensiva, tomó un tiro, lo erró, pero capturó el rebote ofensivo, consumió segundos y anotó un triple sobre la chicharra que le dio el triunfo.

En Uruguay se destacaron los 30 puntos de Emiliano Serres, los 18 de Nahuel Lemos y los 17 de Theo Metzger.

El equipo celeste jugará mañana desde las 16:30 ante Perú su tercer partido por el torneo.

ESTADISTICAS