“Sabemos que depende de nosotras”

Foto: Prensa Club Rocamora

Rocamora debutará esta noche en el Final Four de la Liga Femenina Argentina, enfrentando a Berazategui desde las 20 horas. De este modo, nuestra compatriota Sabina Bello dirá presente en esta fase final tiene como sede el estadio Independiente de Santiago del estero. El partido se transmitirá en vivo por el Facebook de la Liga.

El equipo de Concepción del Uruguay se clasificó a esta fase luego de vencer a Obras Sanitarias 2-1 en la serie de playoff, dando la sorpresa, llevándose el tercer juego por 82-79 (3) tras alargue. La otra serie del Final Four enfrentará esta noche a Unión Florida y Quimsa, desde las 22 horas. Las ganadoras disputarán la gran final el día de mañana a las 21, con transmisión de DeporTV.

Previo a esta fase final, BC buscó la palabra de Sabina, quien dijo “Vamos paso a paso, estamos pensando en llevarnos el juego contra Berazategui y poder estar en la final.  Sabemos que va a a ser duro pero hemos demostrado que podemos estar a la altura y que depende de nosotras. Personalmente espero poder disfrutarlo,  soltarme y equivocarme poco, lo que me permitirá estar más en cancha y aportar todo lo que puedo al equipo.”

Foto: Prensa Club Rocamora

En este torneo Clausura el desempeño de Rocamora fue sensiblemente mejor que en el Apertura. Además de las incorporaciones, Sabina comentó que “como equipo hicimos un proceso en el cual fuimos de menos a más. Creo que la intensidad y las ganas se notaron desde el primer día,  pero individualmente nos fuimos soltando las jugadoras, y aportando cada una desde su lugar a medida fue pasando la Liga. Eso llevó a una mejor conexión entre todas y mejor funcionamiento de equipo, lo que por suerte se vio reflejado en los resultados.”

A pocas horas de culminar esta experiencia, la ayuda base ya empieza a hacer el balance de la temporada: “En cuanto a lo grupal,  fue una temporada muy buena. Estamos muy contentos con la clasificación al Final Four,  es algo histórico para el club. De todas formas soñamos con dar un pasito más que es estar en la final. Personalmente considero que he aprendido mucho, pero sinceramente no me conformo,  creo que aún tengo cosas para mejorar y me hubiese gustado hacer estos procesos antes. Igual, sin duda valoro la experiencia y el balance es sumamente positivo, por lo que estoy viviendo, por lo que venimos logrando, y por lo que he mejorado.”

Foto: Prensa Club Rocamora

Además, cuenta que esta experiencia le dejó mucho en lo deportivo: “Más allá de todas las experiencias lindas que vivo y estoy viviendo, que son un sueño para mí, he mejorado algunas cosas de mi juego. Es una liga donde los detalles hacen la diferencia y personalmente no me sobra nada, entonces si quiero jugar, tengo poco margen para equivocarme. Eso me ha llevado a querer mejorar mi tiro, mi intensidad, y otros aspectos como la concentración y la toma de decisiones.”

Pero también le dejó cosas en lo personal: “En lo personal estas experiencias te fortalecen, jugar una liga profesional y la presión que eso implica.  Estar en otro país, donde en general estas sólo más allá de los vínculos que puedas establecer, siempre te hace crecer. Creo que he aprendido mucho.”

Por último, Sabina se refirió a la Liga Femenina de Uruguay, pensando en qué podría cambiar para asemejarse más a ésta que tuvo oportunidad de jugar. “Yo creo que lo principal está en valorar las jugadoras como deportistas de elite, y como profesionales; y valorar la liga como un espectáculo. Esto les permitiría a las jugadoras poder dedicarse mejor, tener mejores posibilidades para desarrollarse, lo que mejoraría el nivel sin duda. Las condiciones están, el público se ha acercado mucho en las últimas ligas, y el basquetbol femenino dio un salto sobre todo en lo que es el público que se ha acercado.“

Foto: Prensa Club Rocamora

“Las jugadoras, los entrenadores y entrenadoras, queremos hacerlo en serio. Hay infraestructura, hay gente capacitada, por algo el basquetbol es el segundo deporte más importante en Uruguay. Solo es cuestión de animarse a abrirle las puertas a las mujeres, como en otras partes del mundo, como acá en Argentina. Pero para eso hay que querer hacerlo, tanto los clubes a la hora de armar proyectos, la prensa a la hora de difundir, los sponsors,  etcétera.”

“No alcanza con integrar,  con dar un espacio, con no cerrarle las puertas, requiere un cambio más profundo. Obviamente no es de un día para el otro, pero hay que empezar por estar convencidos de que el basquetbol femenino también puede ser un espectáculo y que las mujeres también podemos ser deportistas profesionales.”