Punto de oro

En un partido con final incierto, Uruguay derrotó a México y sigue con la ilusión intacta en su afán de llegar a la Copa del Mundo China 2019.

Por FIBA

Dentro de un trámite que casi en su totalidad dominaron los aztecas que llegaron a tener hasta 15 puntos de diferencia, fue el dueño de casa el que cerró mejor para ganarlo 63 a 60.

Ahora Uruguay queda con un registro de 5 triunfos y 3 derrotas, quebrando con la racha que tenia de 2 caidas seguidas. Para México es todo mas complicado en sus aspiraciones mundialistas, ya que tan solo ganó 3 de sus 8 compromisos.

Las dos figuras del lado del ganador fueron Esteban Batista con 18 puntos y 8 rebotes, seguido por Luciano Parodi que sumó 15 puntos, 6 rebotes y 5 asistencias. Los locales ganaron a pesar de tirar muy mal de triple (5/27), aunque la diferencia en libres fue considerable. Los ‘charrúas’ lanzaron 23 de los cuales colocaron 16; mientras que los ‘aztecas’ solo tiraron 2 libres en todo el partido.

En Mexico el mejor fue Gustavo Ayón que anotó 21 puntos y bajó 8 rebotes.

Cuando uno observa la planilla final y dice que México fue el que hizo el desgaste del juego, los números son elocuentes. La visita estuvo arriba 34.16 minutos, mientras el local pasó para ganar a falta de 2.20 para el final.

Ya en el primer cuarto, los dirigidos por Deniz tomaron las riendas del juego. Ayón desde el bajo y Cruz en el perímetro eran claves para abrir la primera renta. El ingreso de Martínez le daba la chance a México de irse arriba 19-9. Es que en los locales solo aparecía Batista y el resto se estancó en ataque.

Un par de triples en el inicio del segundo cuarto le permitían a México liderar por 15 puntos (27-12) y fue allí cuando Signorelli echó mano a la banca. El ingreso de Rodríguez en el perímetro, junto con Wachsmann y Passosle dieron aire a un equipo que reaccionó desde la defensa. De todas formas un triple de Cruz sobre la campana daban aire a los aztecas que se iban arriba 35 a 29.

En el comienzo de la segunda parte, se dio la 4ª falta de Batista y una vez mas la visita abría diferencia. Llegó a tener 13 a su favor (45-32) pero con Parodi como alma defensiva todo cambió. Passos se hizo fuerte en ataque y una corrida de Fitipaldo puso a los charrúas a 5 (42 a 47) para entrar parejos a disputar el último cuarto.

Parodi seguía siendo clave, pero Ayón y Cruz colocaban puntos clave para no dejarse quebrar. Tras un par de buenas defensas, fue Wachsmann que con un doble le permitía a Uruguay pasar al frente 57 a 56. Esos dos minutos finales fueron electrizantes y la figura de Batista se agrandó. El interno fue imparable en el bajo y por eso Uruguay terminó festejando un punto clave y espera con mucha ilusión el partido del 28 de noviembre ante Puerto Rico.

Galería de fotos de Marcos Ferreira