Vuelta oficial tras 21 años y 8 meses

El 24 de febrero de 1997, la comisión directiva del Club Atlético Peñarol, presidida por el Cr. José Pedro Damiani, hacía ingresar una carta a la FUBB anunciando a los neutrales del órgano la desafiliación de la institución en la rama básquetbol. El mismo camino, con apenas unos días de diferencia, tomó Hebraica y Macabi.

Por Fernando Corchs

Apenas unas jornadas antes, orientado técnicamente por Alfredo Aicardi, el equipo “aurinegro” había descendido a la divisional Segunda tras caer agónicamente ante Tabaré (dirigido por Marcelo Signorelli) en el gimnasio de Cordón.

Esa temporada, la del Federal de Primera división de 1996, culminó con un hexagonal como manera de “repechaje” entre clubes de Primera y Segunda, otorgando cuatro cupos para el círculo superior. Peñarol, cuyo plantel integraban Pablo Cabot, Ismael Onetto, Daniel Mancione, Javier Guerra, Carlos Honorio, Gerardo Ciganda, Javier Cosentino, Gustavo Tito y Sebastián Martínez, entre otros, ganó uno de los cinco encuentros de esa ronda de todos contra todos. El “Indio”, Unión Atlética, Atenas y Cyssa Maroñas lograron deportivamente la clasificación a Primera.

Desde aquel lejano descenso a Segunda en 1985, Peñarol incursionó intercaladamente en el sitial de privilegio y Segunda división dejando atrás un riquísimo historial que lo transforman en uno de los equipos más ganadores del básquetbol uruguayo con 6 títulos Federales (1944, 1952, 1973, 1978, 1979 y 1982), un campeonato Sudamericano de clubes campeones (en 1983) y un tercer puesto en la copa Intercontinental William Jones (también en 1983).

Hoy, cuando el “aurinegro” reaparezca en la competencia oficial jugando en el Palacio “Cr. Gastón Güelfi” ante Marne en el marco de la primera fecha de la DTA, habrán pasado 7.894 días sin la camiseta “carbonera” en una cancha de básquetbol.