Este es el camino

Uruguay se quedó con el vicecampeonato Sudamericano en la categoría U15 y como digo su entrenador en la charla final a sus dirigidos «Esa medalla que tienen colgada se la ganaron».

Es un premio al trabajo, se perdió ante un gran rival como Brasil; con dos jugadores de nivel internacional como Motta y Bolis.

De todas formas estos chicos fueron competitivos, aplastaron a sus rivales en la serie, tuvieron el punto más alto del rendimiento justamente ante Brasil en la fase de grupos y sin ningún problema se sacaron de arriba a Venezuela para llegar a la final.

El trabajo dio sus frutos. Les mentiría si les diría que sigo a esta Selección desde hace años, les mentiría hasta si les mostrara conocimientos de los integrantes de este grupo previo al inicio del torneo. Sólo averigué, indagué y fui de a poco conociendo cómo se fueron preparando para el Sudamericano.

Como a todos, me sorprendió que 10 jugadores del plantel sean nacidos en el interior de nuestro país, y 8 de ellos actualmente estén en sus equipos de origen. Es que es la base de lo que se viene, volver a los orígenes, buscar ampliar los recursos para tener una base mayor.

El CEFUBB fue muy importante en todo esto, los pibes que venían los fines de semana tenían su lugar para entrenar, e lugar para mejorar y prepararse.

Este equipo estuvo muy bien preparado por Marcelo Capalbo, demostrando y mostrando todos sus conocimientos a un grupo que notaba talento.

Aplicados en defense, con desfachatez en ataque y talento en sus manos. El equipo fue creando una mentalidad ganadora que lo llevó a pelearle de igual a igual a Brasil en la final.

Ubal demostró ser un jugador diferente, a tener en cuenta y sobre todo a trabajar. Joaquín Rodríguez es un alero de proyección internacional. Buen físico, inteligente en sus movimientos y carácter. La conducción de Bessio fue sólida y más allá de la final, demostró ser un base con gol en sus manos. Previatti es otro de los jugadores que con trabajo tiene un futuro por delante. Gentile y su garra fueron determinantes en pasajes del torneo y Lautaro Pérez le dio una tonalidad defensiva que siempre revolucionó al equipo.

Ellos fueron los que más jugaron, pero es verdad que hay más jugadores que trabajando pueden entrar en una futura rotación.

El equipo podrá crecer, la clasificación al Premundial es el gran objetivo cumplido, está en ellos buscar su techo. El camino recién empieza, pero es el indicado para seguir trabajando y buscar en ellos un recambio generacional que hace tiempo no tenemos. No será pronto, tampoco hay que acelerar los procesos de crecimiento, pero el talento está y eso es para destacar.