No se pudo jugar

La humedad reinante en el gimnasio de Welcome, no dejó que el partido entre Defensor Sporting y Malvín se dispute con normalidad. El arbitro Alejandro Sánchez Varela decidió decir basta cuando al primer cuarto aun le restaban 2:27.

El fusionado estaba arriba 14-13, pero el partido nunca se jugó con normalidad. De hecho, Nicolás Mazzarino apenas estuvo 1.47 en cancha ya que entendía que el piso flotante no presentaba las garantías para jugar.

El pico irá el martes desde las 20:30 horas pero la terna deberá sufrir una variante, ya que Alejandro Sanchez Varela es el encargado de impartir justicia en el clasico entre Aguada y Goes.