Puntazo de la ‘W’

Welcome derrotó a Defensor Sporting 98-86 (12) y de esta forma los dirigidos por Yaquinta consiguieron un triunfo más que importante pensando en el descenso.
Con una buena tarea defensiva, juego colectivo, goleo repartido y el destaque de Waddell, Frye y Varela la “W” consiguió el punto.
El partido comenzó favorable para Welcome gracias a las ventajas que sacó Waddell (14 puntos en el 1/4) en la zona pintada. Fue una situación que el equipo jugó toda la noche y le sirvió. Además, hubo uno buena conducción de De Gouveia y puntos importantes de Frye y Charquero.
Sin dudas que Sporting arrancó desatento atrás y poco intenso. Cuando cambió esa postura logró pasar por 1 (18-17) de la mano de Sanders que estuvo intratable ese primer cuarto con 12 puntos.
Una vez más la “W” logró poner la bola abajo y durante el primer tiempo sacó 15 de máxima. Buenos aportes de Waddell, Varela, Charquero, Trelles adelante y atrás defendiendo duro e intenso. Así fue como la visita se fue arriba al entretiempo ganando 50-38.
En el complemento Sporting intentó defensas cambiantes y se logró poner a 8 puntos gracias al ataque rápido y puntos desde el perímetro. En este momento Sanders, Acosta, Dotti fueron importantes.
Igualmente, una vez más, los dirigidos por Yaquinta encontraron triples fundamentales de Trelles, Varela y Charquero para no dejar reaccionar a su rival. La defensa nuevamente fue clave y llegó a sacar 17 de máxima en un momento del partido.
El “Fusionado” abusó del tiro exterior para achicar la diferencia, pero se quedó sin ideas en ofensiva y con errores defensivos.
Welcome con el ingreso de Waddell y Frye sentenció el partido poniendo la bola abajo y teniendo altos porcentajes en triples gracias al aporte de Ángel Varela (18 puntos, 4/8 desde los 6,75). Pudo cortar la reacción de su rival y abrochó un punto fantástico e importante para el futuro de los de Frugoni.
Por Cuartos: Welcome 28-21, 50-38 y 75-63
Jueces: Andrés Laulhe, Martín Rial, Christian Hirigoyen.
MVP: Nicholas Waddell fue el más regular, arrancó y terminó siendo intratable desde el juego en la pintura y nadie lo pudo frenar. Anotó 30 puntos y bajó 12 rebotes para una noche perfecta del extranjero interno.