Algo se quebró

En Atenas todo parecía ir viento en popa. La campaña era buena y los extranjeros rendían. Pero claro, no todo es color de rosas y ayer se generó un quiebre que habrá que ver si tiene solución.

Ya en el triunfo con Trouville, durante el entretiempo, las cosas parecía tomar otro rumbo. Fastidio, mal humor, enojo y hasta cnversaciones fuera de tono se fueron generando entre algunos dirigentes y los boricuas «Palacoco» Hernández y Belardo.

De a poco todo parecía llegar a buen puerto, sobre todo porque la directiva cumplió con alguno de los pedidos de los jugadores. El tema, lo económico. Es que son de las duplas más económicas de la Liga y son el sostén de la campaña de su club. Claro que los dirigentes se lo manifestaron en más de una oportunidad, que firmaron un contrato por un dinero y es dificil poder generar más recursos. Si bien se hacían los esfuerzos, algunas situaciones molestaron y que no hayan jugado ayer puede ser el quiebre definitivo.

Más allá de que ambos acusaron lesión, el presidente de la institución Bruno Barenchi, habló en Último Cuarto y manifestó: «Es una dupla que está rindiendo deportivamente, pero fuera de la cancha nos dejó helado en varias cosas. No fueron a entrenar de mañana, ayer entrenaron a medias y justo los dos aparecieron con dolores» y remató diciendo: «No quiero decir nada porque después uno es rehen de lo que dice. Hoy no te puedo decir que los vayamos a cortar. La gente ya se dio cuenta de todo y se acerca a decirme: ‘que se vayan'»