Aprobó el último exámen

Urunday Universitario consiguió un importante triunfo a domicilio ante Biguá 74-71 (3) y de esta manera cierra el 2018 siendo uno de los 6 equipos que de terminar hoy el torneo estaría en zona de clasificación directa a playoffs.

De arranque, con buena efectividad en el tiro de tres puntos y moviendo bien el balón, la visita iba a comenzar 8-0 arriba en el marcador. Lee también aportó lo suyo en la pintura, aunque rápidamente cometió su segunda falta personal y fue sustituido. El dueño de casa ajustó en defensa y en ataque apareció Forte para anotar. El interno anotó once puntos casi de manera consecutiva y el “pato” se puso a una unidad a falta de dos minutos para el cierre del primer cuarto. Penetraciones de Hinckle en las últimas ofensivas, le permitió a Biguá terminar arriba el primer cuarto.

En el segundo cuarto, el ritmo del partido cayó y ambos equipos tenían dificultades a la hora de anotar. La paridad en el marcador continuó y predominaron las rachas cortas. El local carecía de ideas en ataque y dependía mucho de lo que podía llegar a aportar Forte en el poste bajo. Con los ingresos de Rojas, Cambón y Álvarez, Rovira buscó variantes en la banca pero esta vez no las encontró. En un abrir y cerrar de ojos, la visita iba a tomar una ventaja seis puntos sobre su rival. Aunque, aprovechando las pérdidas de su rival, Biguá colocó un parcial de 6-0 en el último minuto y se fueron al entretiempo igualados en el marcador.

El inicio del complemento fue favorable para Urunday Universitario, quien lastimaba con sus extranjeros. Al buen trabajo de Lee, se le sumó Brown en el perímetro y el “estudioso” llegaba al gol con facilidad. Biguá pasó por su peor momento en el juego y la visita tomó cuatro puntos de ventaja. Sus ataques eran muy forzados y eso fue bien aprovechado por la visita para correr la cancha. El “estudioso” llevó el ritmo del partido y tuvo varios puntos altos. Un triple de Hinckle sobre el epílogo del tercer cuarto, le permitió a los dirigidos por Rovira ingresar un punto abajo al último cuarto.

El último cuarto fue parejo y vibrante hasta el final. La paridad dominó en el marcador y el partido estaba para cualquiera de los dos. Medina y Zubiaurre aportaron triples claves pero un buen ingreso de Couñago sumado a la gran actuación de Forte, mantenía en partido a Biguá. A falta de un minuto y medio para finalizar el partido, estaban igualados en 67. Con libres de Lee, el “estudioso” pasó por dos a falta de dieciséis segundos para el final. Biguá repuso en ataque, el mayor de los Osimani fue hasta abajo y lo mandaron a la línea. Marró uno de los tiros libres y en la recarga, dos libres más de Lee le permitió a Urunday abrir tres a falta de ocho segundos para el final. Martín Osimani tuvo la última para mandar el juego a alargue pero falló.

Finalmente, el “estudioso” se quedó con esta gran victoria en cifras de 74 a 71 y cerró el año con una alegría, que lo deposita en los primeros seis puestos de la tabla de posiciones.

En la próxima fecha recibirá en su gimnasio a Aguada, mientras que Biguá visitará la cúpula de Colón para medirse ante Olimpia.

ESTADISTICAS:

Parciales: Urunday 17-20, 35 iguales, 55-54

Jueces: Alejandro Sanchez Varela, Julio Dutra y Martin Rial

MVP

A pesar de la derrota de su equipo, la gran figura de la cancha fue Cameron Forte. El interno, quien disputó su último encuentro con la camiseta del “pato”, anotó 29 puntos y bajó 14 rebotes.

En el conjunto ganador, de goleo repartido, se destacaron los 19 puntos más 5 rebotes de Tyrone Lee.

El dato

Con Forte como abanderado, Biguá anotó 40 puntos en la pintura. Por su parte, Urunday Universitario colocó 24 unidades y tuvo grandes dificultades a la hora de postear a Crawford.