Final polémico

En un partido cambiante y con un final muy polémico, Puerto Rico venció como local a Argentina en cifras de 87-86 (1) luego de alargue en 82.

El conjunto boricua tenía todo para llevarse el encuentro en el tiempo regular, dado que ganaba por 10 (80-70) a 1:35 del cierre, pero cometió un par de pérdidas en la salida y la selección albiceleste convirtió dos triples consecutivos y achicó el margen a 2 con un 0-8 en 26 segundos. Los dueños de casa marraron libres que les hubiesen permitido sentenciar el trámite, y con 3 segundos por jugar, Caffaro no falló desde la línea fácil e igualó en 82. Huertas tuvo la última para ganarlo pero su triple no entró. En el suplementario, plagado de imprecisiones, un triple de Holland puso a su equipo al frente 87-86 con 22 segundos por jugar. Argentina atacó para ganarlo pero a Delía le bloquearon el tiro y acá es donde viene la polémica; el jugador puertorriqueño que agarró la pelota estaba pisando afuera, el reloj llegó a cero, la gente invadió la cancha para festejar e incluso se lanzó papel picado. Luego de varios minutos, los jueces decidieron otorgarle la pelota a la visita con 6 décimas por jugar. El intento final fue de Redivo de dos puntos pero falló.

Gian Clavell lideró la ofensiva del ganador con 21 unidades mientras que en el perdedor se destacaron Lucio Redivo y Nicolás Brussino con 16 cada uno.

En el otro partido del grupo, Estados Unidos derrotó cómodamente en su casa a Panamá por 31: 111-80. Cameron Reynolds fue la figura con 26 puntos. En el elenco panameño, el goleo lo lideró Javier Carter con 18.