Desde la banca

Si bien uno puede repasar muchos números que marcaron diferencia para que Puerto Rico se quede con el triunfo ante Uruguay; hay uno que realmente “rompe los ojos”.

Desde el banco, los locales trajeron 27 puntos y los charrúas 0. Eso a la larga terminó pesando en el trámite; es que luego de un primer cuarto donde no encontraban ideas, justamente Casiano desde la banca las consiguió. Uruguay, cuando pretendió rotar para darle aire al plantel, lejos estuvo de conseguirlo. Hatila no pesó en el bajo, Wachsmann entró con un rol defensivo, Joaquín Rodríguez tuvo tiros francos pero no pudo convertirlos (0/3 en triples), Vidal apenas tomó tres tiros, mientras que Izaguirre y Souberbielle tuvieron pocos minutos en cancha.

En un partido donde debíamos controlar el ritmo de juego, terminamos teniendo 19 pérdidas, una de las falencias más grandes a lo largo de toda la eliminatoria. En triples anotamos 6/24 pero la mayoría fueron sobre el final, en ese cierre que pudo ser de ensueño.

De la mano de Batista, dominamos la toma del rebote (36-29), pero sobre el final ellos obtuvieron un par de ofensivos que no nos dieron la chance de descontar antes la diferencia.