La historia vuelve a repetirse

Uruguay la peleó como nunca, pero volvió a quedar fuera de la Copa del Mundo. Como hace treinta y tres años, Puerto Rico terminó clasificando tras derrotarnos 65-61 (4). Tuvimos la chance de llevar el partido al alargue, pero el triple de Parodi no quiso entrar y la alegría fue toda para el local.

Luego de un primer cuarto para realmente soñar, Uruguay cayó en errores y, sobre todo, se quedó con pocas soluciones ofensivas. En esos 10 minutos, los de Magnano hicieron todo bien; defendieron y fueron solidarios en defensa. No dejaron que el rival corriera y a la hora de atacar siempre se buscó la mejor opción. Todo lo bueno de esos 10 minutos no se repitió y por eso el local fue dando el juego hasta llegar con ventaja al final.

Ya en el último cuarto, Puerto Rico entró al segmento decisivo arriba, 48-41. De la mano de Clavell, los isleños amenazaron con irse en escapada, 50-41, pero un triple de Bruno Fitipaldo le dio nueva vida a Uruguay, quedando el marcador en 50-44.

El juego de Puerto Rico volvió a escena y, como había sido costumbre en los pasados encuentros en el coliseo Clemente, Clavell volvió a lucirse en el cuarto parcial. Con un triple y tres libres consecutivos, el escolta puso a gozar a las gradas, marcando 58-45, con 3:28 por jugar.

Uruguay vendió muy cara la derrota. Barrera se puso a todo un país sobre sus hombros y con 7 puntos de su autoría, la Celeste tocó a las puertas, 59-54, con 1:34 en el reloj.

Dos libres de Bruno Fitipaldo nos volvieron a dejar en partido; 59-56, pero Clavell no nos sentenció, o eso parecía. En el uno contra uno, atinó un triple para hacer explotar el coliseo, 62-56, con 54.1 segundos restantes.

Pero el partido estaba lejos de terminar: Parodi consiguió un triple para seguir con vida; 63-61, quedando 27.0 segundos. En la siguiente posesión, Huertas anotó uno de dos tiros libres, lo que abrió la esperanza visitante, pero Parodi no pudo convertir en esta ocasión ante la defensa puertorriqueña, y Holland selló el triunfo con una tirada libre para comenzar la fiesta boricua.

Gary Browne lideró a Puerto Rico con 16 puntos, mientras que Gian Clavell colocó 13 unidades y John Holland 11. Uruguay tuvo como su referente a Esteban Batista (19 puntos y nueve rebotes), mientras que Gustavo Barrera anotó 14 tantos para los celestes.