Las finales esperan su casa

En la reunión que se llevó a cabo entre los clubes que participarán de los Playoffs, quedó estipulado que los cuartos de final se disputen en el Palacio Peñarol. Si bien restan detalles, las semifinales serán en el mismo escenario y se negocia con el Antel Arena para poder desarrollar por primera vez las finales en el nuevo estadio.

Hay dos temas a tener en cuenta para esto: por un lado, el precio y por el otro (no menor), las fechas. El Antel Arena ya tiene eventos programados que chocan directamente en la definición de nuestra Liga y la idea es no tener un parate tan pronunciado justo en dicha instancia.

Esta semana será clave para ultimar los detalles y si bien la idea es poder definir en uno de los estadios más modernos del continente, estos temas pueden truncar las negociaciones que llevará a cabo Ricardo Vairo.

HISTORIA DE FINALES

Desde que los Playoffs se instauraron en nuestro basquetbol (1994), la casa de las definiciones fue el Cilindro Municipal. Allí festejaron Hebraica, Cordón, se dio el cuatrienio de Welcome y finalmente, Cordón en 2001 levantó la copa y cerró el ciclo exitoso de la W.

Ya para el 2002, el Palacio Peñarol entró en escena y allí se definieron los Federales 2002 y 2003 y también la primera Liga Uruguaya (2003).

En la 2004-2005 por primera vez la definición viajó al interior y allí el Bernasconi de Salto y el 8 de Junio de Paysandú se robaron las miradas.

La Liga Uruguaya creció y una vez más el Cilindro fue quien albergó las definiciones. Trouville y Malvín gritaron campeón; pero en la 2007-2008 el festejo de Biguá se dio en el Palacio.

El Cilindro volvió a tener protagonismo durante los títulos de Biguá (2008-2009) y el último en levantar la copa en dicho escenario fue Defensor Sporting (2009-2010). De ahí en más, todos los campeones festejaron en el Palacio Peñarol, que así se repartieron: Malvín (en cuatro oportunidades), Hebraica (tres veces) y Aguada.