Favorito el campeón

Este martes, a partir de 21:30 h en el Palacio Peñarol, se dará inicio al cuarto cruce por Playoffs entre Malvín y Biguá con un claro favoritismo para el conjunto Playero.

Clasificatorio

Los dirigidos por Pablo López se quedaron con el ‘1’ en la primera parte de la temporada. Obtuvo veinte victorias y apenas seis derrotas. Por su parte, el Pato, de irregular campaña, logró doce victorias de veintiséis posibles.

Liguilla y Reclasificación

En la Liguilla, Malvín tuvo un gran desempeño y obtuvo cuatro victorias, cayendo solamente con Nacional. Mientras que Biguá disputó una gran Reclasificación y luego de jugar un partido desempate ante Goes, accedió a jugar esta instancia del campeonato. Logró cinco victorias y cayó en apenas dos presentaciones.

Promedio goleador

El conjunto Playero es de los equipos más goleadores que tiene el campeonato. Promedia 86.4 puntos a favor y recibe 80.3 por partido. Por su parte, los dirigidos por Juan Rovira promedian 81.8 puntos a favor y 81.6 puntos en contra.

Antecedentes

Hasta el momento, estos dos equipos se enfrentaron en dos oportunidades, siendo en ambas claras victorias de Malvín (71-63 y 79-71).

Jugadores destacados

El actual campeón de la Liga Uruguaya posee una gran cantidad de jugadores de jerarquía. Shawn Glover promedia 16.7 puntos, Hatila Passos 9.9 rebotes y Nicolás Mazzarino 3.9 asistencias. Por su parte, en Biguá se destacan Charles Hinkle con 17.4 puntos por encuentro, Storm Warren con 7.6 rebotes y Martín Osimani con 6.9 asistencias.

Cruces por Playoffs

Hasta el momento, estos dos equipos se han enfrentado en instancia de Playoffs en tres ocasiones. En todas ellas, el Playero logró vencer a Biguá.

En la LUB edición 2006-2007, Malvín lo venció 3-1 y se consagró campeón por primera vez en su historia. En la temporada 2010-2011, lo doblegó 3-1 y obtuvo el título. Por último, en la edición 2016-2017, también lo derrotó 3-1 y se clasificó a las semifinales.

Claves de la serie

Por el lado de Malvín, las claves pasan por hacer sentir el desgaste que posee Biguá, sacar ventaja a partir del pick and roll, la preponderancia en el juego interno, la defensa sobre Charles Hinkle y presionar a Martín Osimani para que no pueda generar con claridad.

Por el lado del Pato, pasan por la generación de juego de Martín Osimani, el habitual buen aporte desde la banca (Osimani y Rojas), la preponderancia en el juego interno, el goleo de Charles Hinkle, el factor pérdidas y la defensa sobre Nicolás Mazzarino y Marcos Cabot.