El primer batacazo

Gran triunfo de Biguá para empatar la serie ante el azul de la playa. El Pato lo ganó prácticamente de principio a fin con autoridad y un gran juego de equipo con muy altos rendimientos individuales. Malvín sintió demasiado la ausencia de Mazzarino y nunca le encontró la vuelta al partido.

Ya desde el comienzo del partido el conjunto del Sapo Rovira mostró una cara muy distinta a la del primer partido. Firme en la marca, con buenos rendimientos en la pintura y una efectividad en el perímetro que no había mostrado en la noche del martes (11/27).

El equipo de Pablo López no se encontró con su juego habitual, erró los procedimientos y no supo disimular la baja del salteño por lesión; su líder en juego y en presencia. A pesar de que luchó y hasta logró igualar el juego en el tercer cuarto, en ningún momento dio la sensación de solidez y solvencia habitual para resolver los partidos.

En Biguá hubo grandes rendimientos individuales de los extranjeros Hinkle y Warren con muy buen goleo (30 puntos cada uno) y una gran actuación de Martín Osimani siendo la manija del equipo (15 puntos y 14 asistencias).

En el Playero se destacó Cabot con 23 anotaciones y McKines con 19, pero no fueron suficientes para contrarrestar el juego y el goleo del conjunto de Villa Biarritz.

Biguá dio el primer batacazo de los Playoffs y demostró que va a dar batalla en la serie, que a pesar del lógico favoritismo malvinense está abierta.

ESTADÍSTICAS

Por cuartos: Bigua 25-20, 43-39 y 65-58.

Jueces: Gonzalo Salgueiro, Andres Lahule y Enrique Ferreira.

EL MVP

Storm Warren con 30 puntos y 15 rebotes fue el gran destacado de la noche, imbancable en la pintura, Malvín nunca pudo encontrar la receta para controlarlo. Destaque importante para las actuaciones de Hinkle en el goleo y de Martín Osimani en el juego desplegado por el Pato.

GALERIA MARCOS FERREIRA